Lucio Redivo, el tirador “inconsciente” que sabe aprovechar las oportunidades

El jugador bahiense, integrante de la selección argentina de básquet que juega en Breogan de Lugo, salió de Bahía Blanca a España sin escalas con el impulso de Pepe Sánchez, referente de la Generación Dorada.

Así como no le pesa tirar la última bola del partido sobre la chicharra para decretar el triunfo de su equipo, Lucio Redivo va transitando su carrera basquetbolistica progresando a cada paso con una inconsciencia bien entendida respaldada por un marcado compromiso de trabajo y superación personal.

No es el típico jugador de más de dos metros de gran contextura física que llama la atención con solo verlo y, en varias oportunidades, se lo hicieron notar hasta querer convencerlo de que nunca iba a llegar a jugar en la Liga Nacional, esa aspiración inicial que tenía en su Bahía Blanca natal.

Pero firme con sus convicciones, Lucio empezó a trabajador duro y se ganó un lugar entre los jóvenes de Bahía Basket, el equipo de Liga que, a instancias de Pepe Sánchez como máximo dirigente, empezó a darle protagonismo a los más chicos.

Ya desde la Liga de Desarrollo se veía en cancha ese instinto asesino del tirador que siempre tiene el aro en mente y arriesga sin presiones. Después llegó la hora de convertirse en una pieza vital del equipo de Liga Nacional y, más tarde, dar el primer gran salto al exterior hasta ser elegido para formar parte de la selección argentina en la etapa de Eliminatorias rumbo al Mundial de China 2019.

En diálogo con Florencia Cordero en el programa Un Lugar en el Mundo de Radio Brisas de Mar del Plata, Lucio Redivo habló de su experiencia en España y de la inigualable sensación de vestir la camiseta de la selección nacional.