Luis Barrionuevo pasó por la ciudad y dejó su mirada

RedacciónEl veterano dirigente está convencido de que solo se podrá superar el actual momento si trabajadores y empresarios trabajan en conjunto y comprenden la gravedad de lo que pasa.

Luis Barrionuevo suele hacer ruido cada vez que abre la boca. Acostumbrado a hablar sin filtro el veterano dirigente gastronómico no le escapó a los temas más acuciantes de la hora y, en su paso por la ciudad para recibir el reconocimiento por el proyecto sustentable del Hotel UTHGRA Sasso que le fue entregado por las concejales Mercedes Morro (3P) y Cristina Coria (UVR), no buscó subterfugios para intentar que todos los argentinos -empresarios y trabajadores- entiendan que no es el mejor momento para enfrentarse, especular o querer sacar ventajas personales o sectoriales.

Mar del Plata necesita más inversión, que los capitales dejen de irse a Miami o Punta del Este y los incentivemos y mejoremos. Hay que tratar desde el HCD motivar más la llegada a esta ciudad, que está a 400 km de millones de habitantes y en una provincia donde habitan 14 millones más, que tienen que venir para acá para que haya más fuentes de trabajo” sostuvo Barrionuevo, pensando más en soluciones de fondo que en el momento específico que se está viviendo por causa de la pandemia.

Con respecto a esta temporada fue igualmente tajante: “la gente aún tiene pánico y eso hizo de la temporada un fracaso” disparó, y además señaló “con más infectados y muertes tuvimos que abrir todo porque si no nos moríamos de hambre en Argentina. Hubo y sigue habiendo mala información desde el Estado y los medios”.

Con respecto a lo que quedará tras la pandemia dijo que “no sé lo que viene porque esto es una caja de pandora”. Pero parece tener en claro que, pese al conflicto con el sector empresarial por el cual UTHGRA Mar del Plata realizó una gran marcha acompañados por la CGT y las 62 Organizaciones Gremiales Peronistas, sostiene que la colaboración “tiene que ser recíproca. Nosotros necesitamos empresarios y capitales, para eso capacitamos y preparamos al trabajador. La primera reunión del sector con el Presidente, hace meses, la logré yo con Wado de Pedro tras 48 horas de negociación. Desde ahí los empresarios se pudieron manejar con distintos ministros para conseguir el ATP, subsidios sin retorno, etc. Hemos ayudado para ver cómo subsistían las empresas y que no desaparezcan los lugares para los trabajadores. Sin embargo, cuando esto termine, de 48 mil empresas quedarán 25/27 mil. Perdimos en abril 60 mil trabajadores, en un mes”.

Pero al mismo tiempo pidió responsabilidad a los empresarios. “Hoy también las empresas tienen que reconocer que debe existir la paritaria, no somos parias. Y el plus de temporada lo tienen que reconocer y sino seguiremos peleando. Tienen que ser respetuosos. Cuando están mal mi teléfono suena a toda hora para ayudarlos. No pedimos nada que no sepamos que nos pueden dar, quédense tranquilos. Fuimos respetuosos con aquellos que no pudieron seguir, no los perseguimos, entonces ellos tienen que respetarnos a nosotros. Nos duele tener que movilizarnos, queremos pelear por más trabajo, todos juntos. Porque así como crecimos nosotros crecieron ellos”.