Macri destacó el acuerdo logrado con la industria automotriz

El presidente destacó que el acuerdo firmado posibilitará la generación de 30 mil puestos de trabajo directo y 150 mil indirectos y la producción de un millón de vehículos.

Macri habló tras la firma del acuerdo, suscripto por el ministro de Producción Francisco Cabrera; por el gremio de SMATA, Ricardo Pignanelli, por Adimra; Raúl Amil, presidente de AFAC; por ADEFA Luis Ureta Sáenz Peña; por la UOM Raúl Torres y el gobernador de Córdoba Juan Schiaretti.

El Presidente puso se relieve que este es el segundo gran acuerdo sectorial, después del suscripto por Vaca Muerta, en la Patagonia y destacó que se logró por la “madurez alcanzada”, en el entendimiento que esta herramienta fue por consenso.

También destacó que el acuerdo se cerró gracias a la aprobación de dos leyes en el Congreso: la de Pymes y de autopartistas.

Por la primera, las Pymes “comenzaron a invertir” y la segunda favorece el crecimiento de las autopartistas argentinas.
Además, mencionó que el ministro Cabrera logró que Brasil acepte que en el desarrollo del sistema autopartista, que se había debilitado, aumente la integración un 35%

El titular de la UOM, Anontio Caló se reunió ayer con Triaca y Cabera. El dirigente sindical rechazó que la suscripción de ese acuerdo significa resignar algún beneficio laboral al enfatizar que “la UOM no firma ningún convenio que afecte los intereses de los trabajadores”.

La producción automotriz ascendió en el 2016 a 472.776 unidades, un 10,2 por ciento menos respecto de las 526.657 que se fabricaron en el 2015, según el informe elaborado por la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa).

Ahora, el acuerdo apunta a alcanzar las 750.000 unidades en 2019 y un millón de vehículos en 2023, y que se analice la carga tributaria en toda la cadena de producción, la utilización de biocombustibles y los reintegros a las exportaciones.

Además, se destaca las intenciones de aumentar la integración de autopartes producidas localmente a 35 por ciento para 2019 y a 40 por ciento para 2023 y diversificar los mercados de exportación, con el fin de vender al menos un 35 por ciento de la producción a destinos extra Mercosur.

La diversificación de las exportaciones busca evitar la dependencia que tiene Argentina del mercado brasileño, adonde envía el 80 por ciento de sus ventas al exterior.

Las partes también se comprometerán a desarrollar inversiones, que según Caló son 3.500 millones de dólares, pero en “fuentes oficiales” hablan de hasta 5.000 millones, hasta el 2019, especialmente las orientadas a la producción de vehículos nuevos y exclusivos.

Por el lado del empleo se realizarán cursos de capacitación y la promesa de disminuir el ausentismo al 5 por ciento para 2019 y al 3 por ciento para 2023, junto con la 30.000 nuevos puestos de trabajo.

Para lograr estas metas, el Gobierno tomará el compromiso de mantener operativa la Ley de Autopartes; brindar financiamiento específico para el desarrollo de inversiones en el sector autopartista y establecer un nuevo marco arancelario para la comercialización de vehículos híbridos y eléctricos.

También, avanzará en las negociaciones para la apertura de nuevos mercados y analizar posibles acciones sobre las etapas de comercialización para optimizar el proceso de formación de precios al público.