Jaque a Maduro: este pajarito no habla pero canta

La Justicia española rechazó un último recurso presentado por el exjefe de Inteligencia de Venezuela Hugo Carvajal y volvió a dejar lista su extradición a Estados Unidos, que lo busca por narcotráfico.

 

La extradición del ex funcionario venezolano a EEUU, principal preocupación del presidente Nicolás Maduro ante el riesgo cierto de un acuerdo con las autoridades de ese país para lograr beneficios a cambio de declarar sobre las muchas actividades irregulares realizadas para el gobierno caribeño en sus tiempos de privilegio, quedó hoy expedita tras el rechazo del último intento de la defensa por demorarla o detenerla.

«No queda ningún obstáculo ni ningún recurso pendiente que paralice la entrega» del  exjefe de Inteligencia de Venezuela Hugo Carvajal a las autoridades estadounidenses, explicó un vocero de la Audiencia Nacional, citado por la agencia de noticias AFP.

Sin embargo, el tribunal español no precisó cuándo se concretará la extradición.

Carvajal fue detenido en septiembre en Madrid luego de pasar casi dos años prófugo.

De esta manera, el derrotero judicial del líder de los servicios de inteligencia venezolanos bajo la presidencia del fallecido Hugo Chávez (1999-2013), detenido en abril de 2019 por pedido de Estados Unidos, parece acercarse a su fin.

La Justicia estadounidense lo acusa de haber pertenecido con otros altos cargos del chavismo al llamado Cártel de los Soles, que habría traficado drogas con la antigua guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La batalla judicial incluye numerosos recursos de Carvajal para evitar ser extraditado, incluso una fuga de 20 meses desde que la Justicia española acordó su extradición en noviembre de 2019.

En su huida, el general retirado de 61 años se sometió a operaciones de cirugía estética, usaba bigotes y pelucas postizas y cambiaba de domicilio cada tres meses, según la policía, que lo volvió a detener en Madrid en septiembre pasado.

El último giro judicial ocurrió en octubre, cuando la Audiencia Nacional dejó en suspenso la extradición de Carvajal tras un recurso de su defensa en el que alegaba que su defendido podría ser condenado a cadena perpetua, algo no previsto en las leyes españolas, poniendo en duda la viabilidad de su entrega.

Pero el tribunal consideró hoy «suficiente» la garantía ofrecida por Estados Unidos de que una eventual cadena perpetua no sería «una pena inhumana», ya que en la práctica «no es indefectiblemente de por vida» ya que puede ser revisada «por vía de recurso o por vía de medida de gracia».

La decisión no es susceptible de apelación, recordó el fallo de la Audiencia Nacional, por lo que la extradición volvió a recibir luz verde.

Carvajal, quien huyó por mar de Venezuela luego de que en febrero de 2019 reconociera como presidente al opositor Juan Guaidó y no a Nicolás Maduro, se mantuvo activo en redes sociales donde siempre negó las acusaciones en su contra.