Maduro está cada vez más débil y Venezuela se desangra

Por Ángel Marcano Gómez – Hace 34 días les decía que “no veía la luz al final del túnel”. Estaba acertado. Ha pasado más de un mes y hoy hay 67 muertos.

Un numero estrafalario en una guerra civil latinoamericana y que el gobierno siga como si nada.En este periodo en el chavismo original comenzó a penetrarse el miedo.
Saben por las experiencias de Argentina y Chile, que estos asesinatos callejeros, son de lesa humanidad, no prescriben y tienen penas altísimas.
Por eso, en sus hogares, comienzan a interrogarse si conviene seguir
con esta locura de sangre joven que defiende sus ideales de
democracia.
Entonces la Fiscal General, Luisa Ortega Diaz, dio el primer paso. Su cargo no puede ser destituido por Maduro. Y pateo la mesa. Empezó a rechazar órdenes arbitrarias de detención políticos de oposición y a exigir a las fuerzas armadas respeto a los Derechos Humanos.
Todos los deportistas exitosos hicieron llegar sus voces desde
Estados Unidos (los beisbolistas) y desde otros países los futbolistas
oponiéndose a la violencia de Maduro.
Gustavo Dudamel, la máxima batuta americana que fue chavista
hasta hace poco también pidió basta de muertes. La Guardia Nacional le había asesinado a un discípulo
Y ahora, el otro Dudamel famoso, el DT de la VINO TINTO SUB 20 finalista del mundial, también le pidió “Presidente pare las
armas”.
Ese párrafo los hackers cubanos lo intervinieron. Lo borraron. Pero no pudieron parar las primeras copias y todos publicaron el texto.
Este jueves el presidente en gran acto en el Teatro Teresa Carreño, el Colon de Caracas, para presentar un supuesto estudio para justificar la muerte de un joven de 17 años, fue saboteado por los trabajadores de la TV oficial. No pudo proyectar el video preparado por los servicios cubanos y tuvo que levantar la ceremonia.
Hay una pelea clara en los máximos jefes militares: Padrino López y
Reverol. Puede explotar y hasta generar un autogolpe militar clásico. La gente no lo aceptara.
La situación económica está en terapia. El dólar Paralelo, el
verdadero, hoy está a 6.800 bolívares, en ascenso, sin techo.
El cierre de comercios no para. Y las industrias no tienen dólares para comprar insumos. Esta feo.
Los observadores internacionales, aun los más maduristas, aceptan
que el presidente se ha debilitado. Pero todavía está vivo.
Gracias Argentina por tanto apoyo. NO NOS DEJEN SOLOS!

(*) Exclusiva para LIBRE EXPRESION – Desde Caracas