Mar del Plata cuadriplica el índice de personal de salud contagiado

El 35% de los casos de Covid-19 se registró entre trabajadores de la salud. A nivel nacional la cifra es del 7,8%. Falta de insumos y un relajamiento de los cuidados, entre las principales causas.

Al menos 45 trabajadores de la salud en Mar del Plata contrajeron coronavirus, cifra que representa alrededor del 35% del total de los casos que registra la ciudad y que cuadriplica el promedio nacional de infectados en el sector: 7,8% según los datos más recientes.

Trabajadores de diferentes áreas de la salud y distintas instituciones públicas y privadas analizaron este dato que registra -en medio del brote de contagios- la mayor cantidad de casos en el Hospital Houssay y el geriátrico “Námaste”, que suman más de 30 profesionales infectados.

Sin embargo, en estos meses también hubo trabajadores de salud infectados en la Clínica Colón, la Clínica Pueyrredon, la Clínica del Niño y la Familia, el Hospital Privado de la Comunidad, el Hospital Interzonal General de Agudos y una unidad de ginecología, entre otras instituciones.

Si bien la cantidad de infectados entre los trabajadores sanitarios de Mar del Plata es casi cuatro veces más alta que el promedio nacional, la situación va de la mano con el escenario internacional: los médicos, enfermeros y administrativos de la salud están “en la primera línea”, lidiando cuerpo a cuerpo con la enfermedad, en permanente contacto con pacientes infectados y personas asintomáticas.

A nivel nacional el número de profesionales de la salud que dio positivo en el test de Covid-19 se acerca a 4000 (7,8% del total de infectados), mientras que en España el promedio se eleva al 22 por ciento, mientras que en Italia la cifra se ubica en el 9% y en China apenas el 4%.

Sin embargo, los gremios que representan al personal y los propios trabajadores advierten que el promedio en la ciudad “es alto” por varios factores, entre ellos la falta de insumos de protección o la baja calidad de los mismos, el “multiempleo” (profesionales que cumplen tareas en dos y hasta tres establecimientos) pero también reconocen que en algunos casos “bajaron la guardia”.

Fuente: La Capital