Marcelo Tinelli y Carlos Menem comparten «ángel de la guarda»

Rafael Aguirre fue durante mucho tiempo la sombra de Carlos Menem, en la misma medida en la que ahora lo es de Tinelli. Un hilo conductor en el que se mezclan política, amistad y negocios.

Cada vez que Marcelo Tinelli se para frente a un micrófono en las improvisadas conferencias de prensa, la figura de Rafael Aguirre se asoma por detrás del conductor (en la foto corbata amarilla). Es una persona de baja estatura, con frente ancha y cara seria. Aguirre es el custodio del vicepresidente de San Lorenzo, pero ya tiene mucho recorrido en la materia. Fue custodio de Carlos Menem. ¿De quién mas?

Dicen en las cercanías del ex presidente que el hombre fue recomendado por Ramón Hernández, histórico secretario privado del riojano, cuando éste debió apartarse de su jefe por razones de salud y por estar reiteradamente denunciado en hechos de corrupción. Lo sugestivo es que ya desde entonces se hablaba de una estrecha relación de amistad y negocios entre Hernández y el conductor de Show Match.

Aguirre, un ex boxeador amateur, surgió a partir de Saúl Ubaldini, el ex líder de la CGT. Y de ahí a ingresar al círculo del menemismo fue apenas un paso. Con el tiempo, se ganó la confianza del riojano Menem, a quien acompañó en la recta final de su última presidencia.

Pero cuando Menem dejó la presidencia, Aguirre continuó a su lado. Se los vio juntos en Tribunales, cuando el ex presidente fue condenado por contrabando de armas, y también estuvo al lado de Zulema Yoma, en reiteradas ocasiones.

En los 90 cuando Tinelli invitaba a su Show al entonces presidente, lo conoció y ya comenzaba a estar intranquilo por su popularidad la inseguridad.

En San Lorenzo niegan el vínculo entre Tinelli y Aguirre, pero las pruebas son elocuentes.