Más de 500 inscriptos en la correcaminata de la ONG Palestra

La primera edición de la Correcaminata LoveRun cumplió con la razón de su creación. Y la gente, no solo de Mar del Plata, sino también turistas, dio nuevamente una muestra de solidaridad.

Es cierto, acaso muchos de los participantes no conocían a la ONG Palestra. O apenas sabían de su existencia, sin tener demasiado en claro de qué se ocupa. 

Pues bien, uno de los grandes objetivos de esta iniciativa logró su cometido: poner en consideración de la sociedad la problemática que atiende Palestra. Para que la ONG pueda continuar dando pasos firmes, necesita ayuda. Y cuanto más se conozca lo que hace, más probabilidades habrá de que la gente se involucre. 

Más de 500 inscriptos ofrecieron su respaldo a Palestra para participar en una Correcaminata solidaria que transformó en inolvidables las primeras horas del último día del año. Este martes, a metros del mar, sobre el Corredor Saludable, puede afirmarse que se vivió una fiesta. Apenas faltó a la cita el sol, pero no hubo lluvia ni frío. Y todos se desarrolló de la mejor manera. 

Animados por loconductores, Javier Teti y Florencia Cordero, los participantes fueron acercándose al escenario, ubicado de cara a la playa, para realizar la entrada en calor, la cual fue protagonizada por Carina Sosa y Chechu Rivero. 

Galería de Fotos: Tres Visiones

Con la energía por las nubes, los correcaminantes se situaron en la línea de largada para iniciar el recorrido de 5K (desde Plaza España hasta avenida Constitución y retorno) o los 3K (hasta Strobel y regreso). Algunos corrieron, otros trotaron, también caminaron e incluso se combinaron esas variantes. Hasta algunos pequeños acompañaron con monopatines, bicicletas o en sus carritos. 

La gran mayoría de los chicos y chicas que viven o son asistidos por Palestra también participaron y pudieron vivir en primera persona una nueva experiencia y, además, que la gente haya podido preguntar e interiorizarse sobre las acciones de esta ONG marplatense que ya tiene 15 años de vida. 

Se sumaron a LoveRun distintos deportistas locales muy reconocidos, los grupos de running de la ciudad, Guías a la Par, con los corredores no videntes, representantes de las empresas auspiciantes y el siempre valioso acompañamiento de los funcionarios municipales, en este caso, con el presidente del Emder, Andrés Macció y la directora de Políticas Deportivas, Alejandra Urquía. 

Conforme fueron llegando uno tras otros los participantes, se fue formando el grupo frente al escenario para los ejercicios de vuelta a la calma, en este caso ofrecidos por Oscar Miranda y Omar Conde.  

 “Estamos sumamente felices. Es un día muy importante para nosotros. Agradecemos profundamente a todos los que vinieron, a los que colaboraron pero no pudieron venir y a quienes seguramente se sumarán en futuras ediciones. Y por supuesto, también a las autoridades municipales actuales y a las del gobierno saliente, quienes se mostraron con la mejor predisposición para acompañarnos en esta iniciativa”, expresó Guillermina Graciano, la directora de Palestra. 

El momento más emotivo, cómo no, lo entregó una vez más Levaggi, quien vivió en el hogar antes de triunfar en el atletismo. “Palestra forma parte de mí. Desde que los conocí me fueron a despedir a cada viaje y a recibirme al regreso. Palestra es eso. Poder tener una familia”, dijo, y fue imposible no dejar escapar alguna lágrima. 

LoveRun contó con la coordinación integral de la profesora Lila Pintos, quien se ocupó de supervisar todas las áreas organizativas, y la atleta Micaela Levaggi en el rol de madrina del evento y también una de las líderes del grupo de trabajo de las voluntarias de la ONG que le pusieron el alma y el corazón a la Correcaminata.  

Acompañaron a LoveRun Palestra las siguientes empresas auspiciantes: 

Intercarnes, Cabrales S.A., Fortalecerse, Imágenes MDQ, Clínica Pueyrredon, Kausana, Los Gallegos Shopping, Prevención Salud, FCA Coaching (Franklin Covey Atlántica), Enlace Empresarial, Hergo Mayorista y Parque Industrial General Savio.  

Galería de Fotos: Tres Visiones