Mauro Zelayeta: “Tengo altas expectativas de ganar una medalla”

Recién ingresado a la Villa Olímpica, el marplatense Mauro Zelayeta palpita con ansiedad su debut en el beach voley de los Juegos Olímpicos de la Juventud en la previa de la competencia que se iniciará este domingo.

Por Florencia Cordero

Por Florencia Cordero

(Enviada Especial a Buenos Aires 2018)

Con la sonrisa a flor de labios, Zelayeta se mostró inevitablemente feliz por estar ya entrenando como integrante de la delegación argentina que será parte de Buenos Aires 2018. “Fue tremendo entrar a la Villa Olímpica y encontrarse con todo esto, cómo nos recibieron, cómo nos tratan, el hecho de encontrarse con atletas de todos los deportes”, aseguró.

En el marco de las actividades que se desarrollan antes de la competencia, Zelayeta se divirtió en uno de los entrenamientos jugando para las cámaras de la televisión con el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien se acercó con ganas a los jugadores de beach voley. “Un genio. Se las rebusca para jugar. Nos hizo pasar un buen momento”, dijo Mauro sobre la visita de la máxima autoridad de la Ciudad de Buenos Aires.

Contando las horas para empezar a jugar, el joven marplatense que comparte dupla con Bautista Amieva, no disimuló su estado de ansiedad esperando el inicio del torneo y habló de sus sensaciones ante este nuevo desafío de ser olímpico.  “Siento orgullo pleno. Para un deportista es la máxima competencia que se puede tener”, remarcó.

El hijo de la exatleta Ana María Comaschi, empieza a hacer su propio camino, pero cuando le preguntan por la historia de su mamá (se quedó a afuera de Barcelona ’92 por un error del Comité Olímpico Argentino), se esmera en resaltar que estar en un Juego Olímpico es de alguna manera “cumplirle el sueño a ella”.

Producto genuino de las playas de “La Feliz”, Zelayeta lo reconoce al afirmar que “si no hubiese estado en Mar del Plata no hubiera practicado este deporte. En el balneario en el que estaba vi por primera vez el Beach Voley y empecé”.

Si de soñar se trata, Mauro no se anda con chiquitas y tiene bien claro el objetivo que quiere cumplir en Buenos Aires 2018: “En lo deportivo tengo altas expectativas de ganar una medalla. Estar entre los primeros tres del podio. Más que un sueño sería salir primeros y quedarnos con la de oro”.