Mercados inestables y un gobierno que busca “techar” el dólar

RedacciónEl BCRA busca fijar el precio en torno a los $25 y sale a vender divisas. La idea es dar una señal de fuerza que permita manejar el vencimiento de LEBAC que opera mañana.

El dólar vuelve a repuntar más de 6% este lunes, a un promedio de $25,21 para la venta y $24,12 para la compra en bancos del microcentro porteño. Desde el arranque de la jornada cambiaria el Banco Central se hizo presente con amplias ventas para ponerle un coto a la suba.

La estrategia del BCRA es dejarlo anclado en torno a los $25, aunque para ello deberá desprenderse de hasta U$S 5.000 millones entre hoy y mañana.

Mientras se multiplican las reuniones del titular de la institución con banqueros y grandes tenedores de LEBAC -la idea es convencerlos de renovar los vencimientos a cambio de una tasa por arriba del 40% y una política de ablandamiento de las exigencias en la operatoria- desde el ala política del gobierno se buscan apoyos internacionales que den al mercado señales de confianza en la Argentina.

El propio presidente Mauricio Macri conversó esta mañana con su par norteamericano Donald Trump, quie según un comunicado oficial del gobierno argentino le ratificó el apoyo de su país a las negociaciones entrabladas con el FMI.

Estuvieron presentes durante la conversación el jefe de gabinete Marcos Peña y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo.

“El presidente Macri compartió con su par estadounidense el desafío de la Argentina de reducir el déficit fiscal así como también acerca del inicio de las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI)”, afirmó el Gobierno a través de un comunicado.

“Macri le agradeció las expresiones de respaldo del Subsecretario del Tesoro, David Malpass, y Trump le ratificó su apoyo a las conversaciones con el Fondo”, agregó el texto distribuido por la Casa Rosada.

En las últimas horas macri había recibido el apoyo de China, Brasil, Francia, Chile y hoy de la primer ministro de Alemania Angela Merkel. Al mismo tiempo el propio FMI emitió un comunicado afirmando que “está abocado a lograr un rápido acuerdo con la Argentina”, lo que aventó la preocupación de que una larga negociación jugara en contra de las expectativas de los mercados.

Ahora habrá que esperar que ocurre mañana cuando los tenedores del cuestionado bono deban resolver si se mantienen en esa posición o corren a buscar el refugio del dólar. Un test de fuerza -tal vez el más importante desde su asunción- que pondrá en juego la capacidad de maniobra de un gobierno golpeado ante la ciudadaní.