Messi superó todos los récords que aparecieron en la noche

RedacciónNo solo  superó a Pelé como máximo goleador de la historia de las selecciones del continente sino que pulverizó toda muestra de humildad que se haya visto en un estadio argentino.

 

Lionel Messi fue la figura de la victoria de la Selección frente a Bolivia por 3 a 0 como local, en la décima  fecha de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Qatar 2022.

El astro rosarino se movió como media punta por el centro de la cancha, donde hizo la jugada del primera gol, y también se recostó por momentos sobre el costado derecho del ataque. Ya en el segundo se cayó el estadio a sus pies. Una película perfecta: Argentina campeón se presentó de la mano de su mago.

El público, que volvió a las tribunas después de casi 17 meses en el país por la pandemia, le hizo sentir el cariño desde que se abrieron las puertas.

En el medio hubo un partido en el que  Argentina venció a Bolivia por 3 a 0 con un triplete de Lionel Messi, que superó el récord del brasileño Pelé como máximo anotador de selecciones sudamericanas con 79 tantos, en un estadio Monumental habitado por 21.000 espectadores que observaron este triunfo del representativo albiceleste por la décima fecha de Eliminatorias.

Pero como si todo ello no fuese suficiente para la fiesta, el llanto del más grande jugador del mundo al final del partido dejó la mejor gragea de la noche: Lionel Messi, el hombre que todo lo ganó, el que puso de rodillas ante su presencia a dos ciudades de las más sofisticadas de Europa como Barcelona y París, el que es reconocido en los lugares más recónditos del mundo, el mismo que factura millones por minuto…lloró como un chico por haber cumplido el sueño de ser campeón vistiendo los colores de su país.

Y todo lo demás quedó atrás. El encuentro, el resultado, la tabla de posiciones de una eliminatoria que ya parece resuelta para Argentina y hasta los debates acerca de quien ha sido el mejor de todas las épocas.

Un humilde genio rosarino, con un corazón grande como cada uno de sus logros, nos hizo vivir a todos una noche mágica e irrepetible.

Tres goles, tres puntos…y mil lágrimas.