Nicolás Lauría: “Hay que volver a la esencia de Peñarol”

El flamante refuerzo del “milrayitas” para la próxima temporada de la Liga Nacional Básquetbol habló con Libre Expresión sobre las aspiraciones del equipo y se mostró su ilusionado por su regreso al club que lo vio nacer.

El marplatense Nicolás Lauría tiene una fuerte historia personal vinculada con el club de las calles Garay y Santiago del Estero. Es el hijo de Zachary Cooper, un exjugador norteamericano que supo defender la casaca “milrayitas”, a quien conoció personalmente recién el año pasado.

Su vinculación con Peñarol desde muy pequeño le permitió llegar a debutar como juvenil en la Liga Nacional en aquellos tiempos en los que ganar títulos era moneda corriente. Pasaron los años, Nico hizo su propio recorrido y logró destacarse como una de las figuras del Torneo Nacional de Ascenso, hoy Liga Argentina. Seis años después, los caminos vuelven a cruzarse. “Me fui con 24 años y hoy tengo 30. Todo lo que viví me llevó a ser un jugador más maduro y más tranquilo a la hora de jugar pero siempre dejando todo“, aseguró Lauría en el programa radial Libre Expresión de FM 96.3 (Club Radio) de Mar del Plata.

Notoriamente feliz por haber concretado una deseada vuelta casa, Nicolás Lauría expresó su alegría en una interesante charla en la que contó cómo fue su primer contacto con el básquet de Peñarol. “A los 7 años llegué al club con mi vieja, estaban Nacho Tambourindeguy y el “Oso” Pérez como técnicos en las inferiores. Nacho siempre cuenta que me dieron la pelota y lo primero que hice fue tirar al aro y meterla. Eso sorprendió muchísimo. Desde ahí, entré y nunca volví a salir del club“, remarcó.

Ya había intentado jugar al fútbol pero sin suerte porque no me gustaba. Entonces mi mamá me preguntó si no quería jugar al básquet como lo había hecho mi papá“, rememoró emocionado por el recuerdo. Y en ese sentido, agregó: “Siempre me habían marcado que mis festejos eran iguales o parecidos a los de él, sin conocerlo. Lo llevaba en la sangre. Fui creciendo escuchando esos comentarios en el club“.

Después de años de buscar a su padre, pudo finalmente el año pasado viajar a Estados Unidos para conocerlo en persona y, a partir de ahí, se generó esa relación padre-hijo que tanto añoraba. “Actualmente él sabe todo. Siguió todos los partidos de mi último equipo, Barrio Parque, en la Liga Argentina. Vio los partidos por You Tube y pude comentar con él las cosas de cada partido que hacía bien o hacía mal, algo que nunca había podido hacer antes. Ahora está contento de que volví a mi casa y todos esperamos que nos visite en Mar del Plata en el 2019 y, si es durante la Liga, sería la frutilla del postre“, adelantó Nico sin poder disimular su ansiedad.

A la espera del inicio de la pretemporada rumbo a la próxima edición de la Liga Nacional, Lauría fue concreto a la hora de hablar de las aspiraciones del equipo: “Primeramente trataremos de mejorar la campaña anterior, volver a enganchar a la gente para que vaya a la cancha, que se sientan representados por un equipo que sea aguerrido, versátil, que corra, dinámico y que entrega todo. Hay que volver a la esencia de Peñarol. Vamos a tratar de que vuelva ser ese club de barrio que pelea y es competitivo. Ya pasaron las épocas de las vacas gordas y hay que volver a remarla desde abajo sabiendo lo difícil que es por la cantidad de equipos que se han armado muy bien y muy fuertes y lo difícil que es jugar la Liga“.

A continuación, la nota completa con Nicolás Lauría en diálogo con Florencia Cordero emitida en el programa Libre Expresión (Club Radio FM 96.3 de Mar del Plata)