Nilda Garré manejaba fondos vinculados al eje con Irán y Venezuela

La ex ministra de justicia Nilda Garré aparece seriamente involucrada en el manejo de una cuenta millonaria vinculada al eje Irán-Venezuela- Argentina.

De acuerdo a una investigación de Daniel Santoro para el diario Clarín, Nilda Garré, en ocasión de ser embajadora en Venezuela, apareció involucrada directamente con 2 cuentas bancarias vinculadas a la triangulación entre Irán, Venezuela y la Argentina

«Las relaciones financieras entre los gobiernos de los Kirchner y de Hugo Chávez arrancaron en el 2004 con la creación de un fideicomiso para el intercambio de fuel oil por productos industriales en el banco suizo UBS de Caracas. Lo administraban la petrolera PDVSA y el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes). Los fideicomisos no tienen los mismos controles de auditorías que las partidas presupuestarias comunes», recordó Daniel Santoro en el diario Clarín, intentando continuar con la investigación del semanario brasilero Veja, acerca de las triangulaciones entre Argentina, Venezuela e Irán.

El periodista agregó. «La primera pista aparece en octubre del 2005 con la supuesta apertura de una cuenta en el banco Felton de Delaware, EE.UU., a nombre de la empresa fantasma Business and Services IBC, creada a su vez en el paraíso fiscal de Belice. Entre ese año y el 2010 llegó a tener “US$61.549.700”. De acuerdo a fuentes no indentificadas por Santoro, Garré tenía acceso y control de esa cuenta en días en los cuales, a la vez, era embajadora en Caracas.

Todavía el banco Felton (hoy día del CNB) no respondió a las preguntas periodísticas sobre si Garré tuvo manejo de una cuenta en la entidad financiera.

Deberá recordarse que el antecesor de Garré en Caracas, el embajador de carrera Eduardo Sadous, denunció en su momento ante el juez federal Julián Ercolini que “faltaban US$90 millones” del fideicomiso y estalló un escándalo.

Él también habló de una “embajada paralela” a su gestión oficial manejada por el ex titular de la OCCOVI, Claudio Uberti, quien renunció al cargo como consecuencia del escándalo provocado por aquella valija con dinero de la petrolera estatal venezolana Pdvsa para la campaña proselitista de Cristina Fernández de Kirchner, de la que se hizo responsable Guido Alejandro Antonini Wilson.

El banco suizo UBS cerró la cuenta del fideicomiso porque el Bandes no le proporcionó información detallada de las operaciones de la venezolana Compañía de Mecanizado Agrícola y Transporte Pedro Camejo S.A. y la argentina Madero del Plata S.A. (ex Madero Trading), sospechosas de lavado de dinero.

Más tarde fueron identificadas por Santoro, 2 cuentas (a nombre de la empresa Consulting Engineers Company, de Teherán) que manejaría Garré en el iraní Banco Tejarat (las N° 383-72911794 y N° 226-119772871), más tarde sancionado por Occidente a causa de sus vínculos con el polémico programa nuclear iraní.

La revista brasileña Veja afirmó que “Irán habría enviado dinero para la campaña de Cristina Kirchner en 2007 a cambio de negocios nucleares e impunidad en el atentado contra la AMIA «, en alusión a la valija de Antonini Wilson, citando a 3 ex integrantes del gabinete de Hugo Chávez, quienes también confirmaron la mediación que realizó Venezuela entre Argentina e Irán en el 2006 por el atentado a la AMIA.

En contra de la hipótesis de una triangulación de tecnología nuclear se recuerda que el método argentino de enriquecimiento de uranio es diferente al de Irán.

Pero Argentina tiene más de 200 convenios con Venezuela, e Irán tenía muchas necesidades a causa de las consecuencias de las sanciones de la ONU contra Irán.