No pasó el peligro: la mampostería podría seguir desprendiéndose

Desde la altura, el revestimiento de ladrillos del lateral de un edificio cayó al vacío hacia la vereda y los técnicos afirman que la situación podría reiterarse en las horas siguientes.

El desplome se produjo hacia las 2 de la madrugada, en la propiedad ubicada en Diagonal Pueyrredón 3131, entre las calles Belgrano y Moreno de la ciudad bonaerense. Se trata de un sitio de alta circulación, por lo quela “lluvia” de escombros no terminó en tragedia por puro milagro.

“La magnitud del desprendimiento es bastante considerable”, dijo el titular de Defensa Civil, Rodrigo Goncálvez.  “Hubo dos atenciones menores, por suerte. Podríamos estar hablando de otra cosa“, agregó.

Sin embargo, desde Defensa Civil advirtieron que el peligro no cesó y no descartaron que la estructura pueda seguir desprendiéndose, por eso todo el sector quedó vallado ante el inminente riesgo de derrumbe de mayor parte de la mampostería.

El desprendimiento de la fachada se produjo entre el piso 9 y el 11 de la construcción, que registra una antigüedad de 50 años. La vereda quedó repleta de escombros, por lo que el personal de la Municipalidad de General Pueyrredón cerró la zona como medida preventiva.

Agentes de la dirección de Obras Privadas realizaban esta mañana una inspección en el sitio ya que no se descarta que continúen los desprendimientos.

Lo importante ahora es que la gente no se acerque al lugar“, agregó Goncálvez ante medios locales. “La zona está perimetrada y vamos a permanecer hasta constatar los riesgos”, anticipó.