Oroquieta: «Tenemos información para análisis estratégico del delito»

El secretario de Seguridad, Darío Oroquieta dio detalles de la incorporación de nuevas fuentes para un “real análisis estratégico del delito” y explicó que “de esta tenemos información fidedigna».

 

El secretario de Seguridad, Darío Oroquieta dio detalles de la incorporación de nuevas fuentes para un “real análisis estratégico del delito” y explicó que “de esta tenemos información fidedigna referida a los delitos que nos permite tomar las mejores decisiones operativas para cuidar a los vecinos de General Pueyrredon”.

El funcionario local explicó que el CeMAED (Centro Municipal de Análisis Estratégico del Delito) “es un área con un rol preponderante que nutre de sustento fáctico las decisiones en materia de seguridad. Contar con información delictual precisa, actualizada y fidedigna es clave para comprender la situación que atraviesa y ha atravesado la ciudad”.

 

“Sin elementos que permitan comprender el qué, cómo, dónde, cuándo y quiénes es imposible elaborar planificaciones estratégicas y medidas preventivas que aborden la problemática de la criminalidad, evitando así caer en la lógica improvisada de reacciones tardías ante los hechos consumados”, explicó Oroquieta.

 

Partiendo desde está concepción a diciembre del 2019 la Secretaría de Seguridad no contaba con información actualizada y de calidad. La información relativa al 911 había sido discontinuada desde junio de 2019 y la del Cepaid (Centros de Procesamiento y Análisis de la Información Delictiva) desde 2015.

 

“Sólo llegaban los partes diarios del Comando de Patrullas y de la Unidad de Prevención de Policía Local y este material no es representativo para elaborar informes que puedan dar cuenta de la compleja realidad criminológica del partido y elaborar políticas públicas basadas en evidencias científicas”, detalló el secretario.

 

En el marco del análisis de situación, Oroquieta amplió que “tampoco se identificaba una vinculación directa con las áreas operativas, lo que llevaba a que los análisis que pudieran elaborarse no encontraran su contraparte en la disposición de recursos y en el enfoque de la resolución de las diferentes problemáticas. Esta desconexión es una clara muestra de la lógica con la que se utilizaba esta información, priorizando “la foto del informe” por sobre una gestión integral que mejore la seguridad de los marplateses”.

 

Para revertir esta situación, se fortaleció el área de Análisis Estratégico y se avanzó en gestiones con las autoridades policiales y gubernamentales provinciales que concluyeron con la recuperación de la remisión mensual de la información relativa a Cepaid y 911.

 

De este modo, a partir de establecer una vinculación entre las diferentes áreas, pudieron concretarse informes sobre diferentes delitos que sirvieron de base fundamental para optimizar la operatividad de los recursos disponibles, tanto municipales como policiales.

 

A partir de ese proceso se pudo elaborar un diagnóstico acabado de la realidad criminológica del partido y en este contexto se puede mencionar que en los primeros siete meses del año se identifica una disminución del 14% en relación a los homicidios dolosos, una reducción del 35,5% con respecto al robo y hurto de motos y una baja del 40,8% en el robo y hurto de autos.

 

Oroquieta consideró que “pueden parecer números fríos, pero siempre tenemos en cuenta que detrás de cada hecho hay familias y víctimas” y precisó que “esta información no es meramente estadística, sino que ha permitido identificar áreas geográficas particularmente comprometidas, días y horarios de mayor frecuencia, caracterización de las víctimas, metodologías recurrentes, entre otros factores”.

 

En la misma línea, explicó que estas variables georeferenciadas en un mapa del delito «no quedan para la anécdota o la mera publicación, sino que es compartida en mesas de trabajo operativas junto a las fuerzas de seguridad presentes en la ciudad con el objeto de planificar acciones interdisciplinarias. Esta acción es esencial para hacer frente a una situación siempre compleja que durante los últimos meses, en el marco de la emergencia sanitaria, se ha visto con una tendencia al alza».

 

Por último, el secretario puntualizó que se está avanzando para recuperar la serie histórica de las fuentes citadas «para tener una visión mucho más amplia de la información, analizar el estado actual de un delito sino también su recorrido histórico» y en ese sentido, argumentó que «también se está trabajando en el desarrollo e implementación de un sistema que contenga la información actualizada de la realidad criminológica del partido. Esto permitirá una visualización rápida y sencilla para el análisis estratégico y la toma de decisiones operativas».