Oscar Cicalesi: un representante de la vieja era del socialismo

Por José Luis Ponsico (*)Un hombre que lejos del enriquecimiento personal se fue dejando  el legado de la honestidad intelectual y la coherencia.

José Luis Ponsico

Lo primero es lo primero: el texto principal sobre el fallecimiento del histórico dirigente socialista Oscar Alfredo Cicalesi, a los 87 años, pertenece al querido amigo y valorado colega, Armando Raúl Fuselli. Familiar y admirador del célebre «Gordo», apodado «Manelo», descendiente de Nicolás Repetto y Américo Ghioldi en la historia grande y don Teodoro Bronzini en el «condado» local.

 

Un clásico de «la vieja política», algo que no le gustaba escuchar demasiado al heredero del socialismo romántico. Es decir lejos del enriquecimiento personal dejando  para los que lo trataron el legado de la honestidad intelectual, la coherencia y pertinacia. Un clásico de otros tiempos.

Así, evocó el «Negro» Fuselli por pedido expreso del autor de éstas líneas. No sólo los datos biográficos. El estilo y la fuerza del fuerte pensador sin tacha. «Oscar Alfredo, como el «Aguilucho» Gálvez, hijo de Alfonso Cicalesi y Dolores  «Lola» Suárez, hermana de mi madre y madrina mía» describió el periodista. Autor de novelas premiadas

«Nacido en Mar del Plata, 3 de diciembre de 1932  (87 años). Curso estudios primarios en el Colegio Peralta Ramos y egresó como Bachiller en el Colegio Nacional», repasó Armando en el dolor por la pérdida de su entrañable familiar directo.

El Concejo cuando asumió la intendencia el socialista Jorge Raúl Lombardo .Cicalesi en su banca.

«Tres años de Derecho en Buenos Aires y no llegó a recibirse. La  política y el socialismo lo atraparon. Admirador de Nicolás Repetto y Américo Ghioldi, no comulgaba con Alfredo Palacios. Se inició en el socialismo, adolescente formando parte de la Juventud Socialista que adhería a  don Teodoro Bronzini», siguió el entrañable «Negro».»Tiempos de figuras destacadas Antonio De Tomaso, Antonio Zacagnini, Juan Fava, Antonio Valentini y Rufino Inda, de quién fue muy amigo», continuó el amigo. El socialismo democrático por entonces último bastión en toda América del Sur. El advenimiento del peronismo en los 50 ocupó casi todo el espacio obrero.

«Elegido concejal en los albores de la década del sesenta, interrumpida por sucesivos golpes militares, pero su actuación más recordada en la política durante el gobierno de Jorge Lombardo, albores de los 60. El ex jefe comunal, otro gran amigo. Con Lombardo se desempeñó como Secretario de Gobierno», recordó

El primer tobogán gigante que Cicalesi instaló en la Av. Constitución

«Manelo» dueño de gran personalidad y sentido común para resolver problemas institucionales. y vecinales», ponderó Fuselli. «En paralelo a la actividad política como empresario integró la sociedad que levantó el primer Tobogán Gigante, de Av. Constitución en 1969», en la diversidad del protagonista.

«Época inolvidable de los boliches, tiempos de «La Balsa» y «Balada para un Loco». También regenteó el Hotel Roosevelt -admiraba a Franklin Delano- emprendimiento hotelero familiar.. En los 60 ocupó la titularidad del Instituto Municipal de Crédito para la Vivienda», puntualizó

«Separado del partido por diferencias con Nuncio Fabrizio -tiempos de la dictadura militar- se acercó al radicalismo de Raúl Alfonsín, fundando en Mar del Plata el partido Radical-Socialista. Al asumir Alfonsín lo nombró gerente general de Aerolíneas Argentina, cargo que ocupó durante toda su Presidencia»  enfatizó

«Casado con «Pocha» Román, a quién conoció en el Partido Socialista, ambos militantes. Una hija, Mercedes, psicóloga que reside en Villa Crespo, Capital Federal y es mi ahijada. Disfrutó de dos nietos: Juan, la hija es peronista y «Lola» que están entrando en la adolescencia», señaló el amigo.

Lombardo y Bronzini fueron sus líderes, con Fabrizio se enfrentó por el gobierno militar de 1976

«Lo disfruté estos últimos años, cuando se quedó solo. Almorzábamos todas las semanas y las charlas eran largas. En «una» hasta ponderó a (Juan Domingo) Perón. El «Gordo» descubrió algo bueno en la primera Presidencia y que a Evita la disfrutó cuando hizo callar a las recalcitrantes Damas de Sociedad de Beneficencia.»

«Eran oligarcas» dijo. Para mí -concluyó Fuselli- más hermano que primo. Falleció el 5 de noviembre de 2019″.

La calidez de la semblanza del querido amigo deja sin valor periodístico a cualquier otro comentario del escriba.

Una trayectoria política que no compadece con muchos de los actuales casos conocidos. Una pena.

(*) Columnista de La Señal Medios, Libre Expresión y Mundo Amateur