Osvaldo Suárez y aquella inolvidable Maratón El Gráfico´ 64 en Mar del Plata

Por José Luis Ponsico (*) – El mundo del deporte vive con tristeza el deceso del notable fondista Osvaldo Suárez, uno de los grandes atletas del siglo XX con varios títulos internacionales. El homenaje se nutre de sus glorias deportivas.

José Luis Ponsico

Ganador de tres ediciones, Maratón de San Silvestre, la tradicional prueba en San Pablo, recorrido callejero que se iniciaba a las doce de la noche del último día del año. Uno de los grandes del deporte argentino.

Suárez ganó tres entre 1958 y 1960. Además alcanzó varios récords en pruebas de 5.000 y 10.000 metros llanos con vallas a mediados de los´60. Una gloria deportiva. Tenía 83 años y vivió siempre en zona de Villa Domínico. Hubo un tiempo que entrenó juveniles con apoyo del Club Independiente. Una actuación consagratoria en los Panamericanos de México´55. Medalla de oro en Atletismo. Un coloso.

San Silvestre: el mito nocturno que Suárez convirtió tres veces en gloria

En la memoria del deporte marplatense no escapa extraordinaria performance de Osvaldo Suárez, verano del 64, reanudación de la clásica Maratón de la revista El Gráfico, ganada por todos los grandes del atletismo además de Suárez, tiempos de Domingo Amaizón, Wálter Lemos, Armando Pino, todos seguidores del inigualable bombero Delfo Cabrera, nacido en Armstrong, que corría en su pueblo a los doce
años para emular al Nandú Criollo, Juan Carlos Zabala, oro en los Juegos Olímpicos de Los Angeles, 1932

El gran Osvaldo, oportunidad de ser entrevistado por el cronista, autor de ésta semblanza, repasó una de sus hazañas que tuvo escenario el balneario bautizado “Ciudad Feliz”, poco antes: la Maratón que ganó en Mar del Plata, verano del 64, una tarde calurosa con cien mil personas en las calles, la mayoría sobre la avenida Colón esperando el paso brillante del atleta de Villa Domínico.

1964-Osvaldo-Suarez gana la 30º Maratón El-Gráfico.

“Me imagino que recordarás vos que sos marplatense que esa vez hasta José María Muñoz y todo el equipo de Radio Rivadavia estuvieron en la transmisión de la maratón callejera por avenida Colón y cercanías de la Rambla Casino … Una muchedumbre que el periodismo estimó en cien mil personas”, evocó Suárez en su coqueto departamento de Av. Mitre al 1800, Domínico.

Juan Carlos Guzmán, ex defensor de Independiente, bicampeón de América 1964/65, amigo de don Osvaldo Suárez, opinó que “el querido Osvaldo siempre hablaba de Delfo Cabrera como el atleta de las mayores hazañas, pero el universo del atletismo de los 50 y 60 reconocían a Osvaldo el más completo”.

Los amigos no sólo del deporte, en todo caso de la antigua pertenencia al primer peronismo y por amistad silenciosa con el General Juan Domingo Perón, al que pudo visitar en Madrid, en 1965.

“Ganaba en maratón y pruebas de pista de atletismo. Además una bella persona. El deporte argentino lo va a extrañar”, dijo “La Garza” que en los 60 junto a Ricardo Pavoni, Osvaldo Mura, Miguel Santoro y Vicentito De la Mata, entre otros, seguían las hazañas de Osvaldo Suárez.

Los trofeos y la gloria no lo preservaron del odio político

Víctor Lupo, ex secretario de Deporte de la Nación, en los 90, amigo de Osvaldo Suárez desde los años 80, que lo tuvo como Coordinador CENARD. Centro de Alto Rendimiento desde su creación en el’92, lamentó la muerte del gran atleta argentino.

“Sabíamos por sus hijos que Osvaldo no estaba bien de salud. Su sencillez, la humildad de sus actos, su calidad humana a veces no dejaba muchas señales. Siempre pegado a los suyos Osvaldo <no quería llamar la atención< siendo el más notable fondista de nuestra historia deportiva, junto a Delfo Cabrera”, reflexionó.

“El General (Juan Domingo) Perón tenía debilidad por dos grandes del deporte de aquel tiempo: “Cabezón” Enrique Omar Sívori y Osvaldo Suárez. A los dos recibió con enorme placer más de una vez en su exilio en Madrid”, comentó Víctor Lupo.

Los últimos años lo encontraron volcando su conocimiento en el CENARD

El periodista marplatense Mario Trucco, decano de la prensa deportiva en La Feliz, amigo de Suárez desde la cobertura de los Juegos Olímpicos de Roma, 1960, hace una semana dejó una impresión:

“No está bien de salud Osvaldo Suárez. Probablemente el más extraordinario deportista que haya tratado en mís casi 70 años de profesión”, sentenció Trucco, afectado por el deceso del gran fondista nacido en Domínico.

(*) Columnista de la Agencia Télam, La Señal Medios y Libre Expresión