Otro ataque de perros en las calles marplatenses

Cristina Arcidiácono, de 60 años, caminaba por la zona de Varese cuando la mordieron dos canes callejeros. Debió ser internada y adelantó que accionará legalmente contra la comuna: «No quiero que esto le pase a nadie más», dijo.

Una mujer de 60 años fue atacada por dos perros callejeros en la zona de Varese y se encuentra internada, con graves lesiones en sus extremidades, en el sanatorio Belgrano.

El hecho ocurrió el pasado martes por la mañana, cuando Cristina Arcidiácono caminaba por la costa, como lo hace habitualmente. Cerca de las 9, mientras se disponía a descender el barranco por una de las rampas, dos canes sueltos se le abalanzaron y la mordieron durante varios minutos sin que pudiera escaparse del lugar.

Poco después, los animales culminaron el ataque y se fueron del lugar. La víctima, en tanto, logró llamar a familiares, que la socorrieron y la trasladaron al sanatorio Belgrano.

En el mencionado establecimiento sanitario, Arcidiácono recibió la atención médica correspondiente. Los especialistas observaron las heridas que presentaba, sobre todo en sus piernas, y dispusieron que permaneciera internada luego de realizarle las curaciones pertinentes.

ataqueperros 03

La mujer contó detalles del hecho: “Yo estaba caminando por Varese el martes a la mañana, como lo hago habitualmente, e iba bajando la rampa. Ahí me atacaron dos perros descontrolados, furiosos… Pedí auxilio y nadie me ayudó: había gente que miraba, pero nadie me ayudó”. Y siguió: “Intenté defenderme, les tiré la botella de agua que llevaba, les di patadas, piñas y grité pero no me soltaban. Pasaron varios minutos hasta que solos se fueron y ahí un chico que estaba corriendo me ofreció llamar una ambulancia, pero para ese momento yo ya había podido avisarle a mi familia”.

Arcidiácono explicó que llegó al sanatorio “toda ensangrentada, dolorida”. “Estaba a punto de desmayarme. Me tuvieron que suturar, y dar calmantes y antibióticos. Después vinieron los de Zoonosis y me dijeron que me tengo que presentar a hacer la denuncia a ver si pueden hacer algo, pero no dan a basto”, reveló.

Por último, la mujer adelantó que planea accionar legalmente contra la Municipalidad por la situación que sufrió. “No quiero que esto le pase a nadie más. Por ese lugar siempre hay mucha gente caminando, personas corriendo, chicos jugando… No puede ser que haya dos perros sueltos y furisosos que pueden lastimar a cualquiera”, protestó.

Otros hechos y polémica

El de Cristina Arcidiácono no es el primer hecho de este tipo en lo que va del año. Inclusive, hubo otro similar a comienzos de julio pasado en la zona de Punta Mogotes, donde una mujer de 30 años también fue atacada por tres perros (propiedad de un hombre) y debió ser hospitalizada durante varios días.

Casi inmediatamente eso impulsó una revisión de la ordenanza Nº 22031 que regula la Tenencia Responsable de Mascotas e instó al Ejecutivo a endurecer sanciones contra los propietarios “irresponsables” de “perros potencialmente peligrosos”, pero ahora desde el Concejo Deliberante requieren que el Departamento de Zoonosis explique cómo actuó en ese caso y, a su vez, con qué recursos cuenta.

A través de un proyecto de comunicación, el concejal Mario Rodríguez (UCR), impulsor de la comisión de control de la normativa vigente que se conformó días atrás solicitó al Ejecutivo que el área de Zoonosis brinde explicaciones sobre su intervención en torno al reciente ataque y a su vez informe de qué manera se regula el control de la mencionada ordenanza.

Dicho pedido de informes fue elevado luego de que el intendente Carlos Arroyo anunciara el endurecimiento de sanciones para los propietarios de animales considerados “peligrosos” -de acuerdo con las razas incluidas en la ordenanza- y además defendiera la tarea de Zoonosis exhibiendo cifras sobre el trabajo que el área realiza.

En tanto, han existido más casos en distintos barrios de la ciudad y también en la vecina localidad de Miramar, donde tres canes de raza pitbull mordieron a un turista rosarino de 38 años. El hombre fue internado en el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), y como consecuencia de las lesiones sufridas murió poco después.

Fuente: La Capital