Pablo Jacobo: méritos probados, creatividad y talento con nombre propio

Designado Director General en Cultura Mar del Plata el joven productor del MARFICI, uno de los logros más sólidos en la vida de la ciudad, se enfrenta a la mediocridad de una critica sin sentido.

Una sociedad que acostumbra estigmatizar a sus referentes más talentosos, por el solo hecho de serlo, es una sociedad destinada al fracaso.

Pablo Jacobo es el orientador y productor del MARFICI, el festival de cine independiente que ha superado miles de escollos y zancadillas y se ha convertido en un  orgullo para la vida cultural de Mar del Plata. Eso solo sería suficiente para que el joven cosechase el reconocimiento de propios y extraños y para que los ciudadanos nos alegrásemos de poder contarlo en las huestes del estado municipal, nada afecto por cierto a recolectar talento al servicio del interés general.

Sin embargo su nombramiento fue bombardeado por críticas direccionadas desde intereses mezquinos, basadas en el hecho de ser hijo de un conocido periodista local con el que puede coincidirse o no, pero que nunca ha echado mano al seudónimo o al anonimato para decir sus pensares.

¿Es aceptable condenar o ensalzar a alguien por ser «hijo de», máxime cuando el camino elegido por el protagonista de esta historia tiene que ver con su propia vocación y no con la herencia de privilegio alguno?. ¿Es que en la ciudad de las corporaciones hereditarias tanto molesta que alguien haga su propio camino y lo haga apostando a la creación y a los riesgos que ello supone?.

LIBRE EXPRESIÓN RADIO (96.3 FM) dialogó con Pablo Jacobo. Lo invitamos, amigo lector, a escuchar a este joven y conocer a alguien que ocupa un lugar en la cultura lugareña y lo hace por mérito propio.

Aquí la entrevista completa: