Parece que con «entusiasmo, alegría y turismo» ya no alcanza

Estas últimas dos semanas fueron inolvidables para la carrera política de Daniel Scioli. Desde su viaje inoportuno a Roma todo pareció salirle mal y en su entorno ya preocupa el desgaste.

Dos encuestadores de renombre dentro de los que consulta siempre el líder de la ola Naranja, le advirtieron de un estancamiento en su crecimiento electoral con vistas a octubre y además del cuidado que debía tener con el voto castigo. ¿ Quienes son y qué le dijeron?

El primero, un viejo animador de la troupe kirchnerista: Artemio López. El sociólogo, de abierta afinidad oficialista, le llevó nuevos números de encuestas al ex motonauta que lo dejaron preocupado. El centro de la atención es la provincia de Buenos Aires donde el candidato del FPV no hizo la elección esperable en las Paso. En este sentido, se analizó la performance que tuvo en distritos como Mar del Plata, en el que se pensaba que la ola “sol , turismo…” iba a inundar de votos a favor de su proyecto.

El otro encuestador que escuchó Scioli fue a Manuel Mora y Araujo, quien mas distante de las pasiones le advirtió por el crecimiento de un voto castigo, sobre todo por el fenómeno de las inundaciones. Su viaje a Roma fue un error que tuvo insignificancia, sobre todo, porque en la cuidada imagen del gobernador antes no se hubiera imaginado. Hay nuevos componentes en el entorno del mandatario que parecen lo mal aconsejan.

El problema de Scioli es como perforar el techo de 40 puntos y acercarse a ganar en primera vuelta. Quizás su principal aliciente sea caminar la provincia desde setiembre como aquel peregrino que tiene fe inquebrantable en llegar al destino y que Aníbal Fernández y Zannini no sean mochilas que impidan su consagración.