Peligra el Natatorio Lafayette y evalúan formar una cooperativa

Los trabajadores del natatorio Lafayette siguen defendiendo los puestos de trabajo con el acompañamiento de la Unión de Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (UTEDYC).

Ante el permanente destrato de la patronal, y la situación crítica para las familias que dependen de su salario y de ese puesto de trabajo para subsistir, la UTEDYC está cumpliendo las vías formales e informales de reclamo, en ministerio de trabajo, por vía judicial, visibilizando la situación con la comunidad, y acompañando a las trabajadoras y trabajadores.

Alejandro Riveros, secretario gremial de UTEDYC, cuenta que “por los representados del gremio, cumplimos todo el intercambio epistolar que requiere el proceso formal, se les intimó a todos los empleadores. Por cada trabajador, se enviaron 18 cartas documento haciendo referencia a ala AFIP por el mismo motivo. Hasta el momento tampoco se han declarado despedidos así que la relación laboral aún está vigente”.

El conflicto con el natatorio lleva meses de tensión y se visibilizó con ruidazos en plena peatonal San Martín, donde se encuentra el acceso principal. Riveros describe como en ese tiempo, fueron complejizando la estrategia con el objetivo claro de cuidar el empleo y los derechos laborales de las y los representados del gremio: “Estamos esperando la contestación y continuamos con la vía legal. Paralelamente estamos avanzando con la conformación de una cooperativa, ya los trabajadores se están organizando porque estamos decididos a preservar todos los puestos de trabajo. Estamos esperando el momento para que si la patronal no asume su responsabilidad legal, serán los propios trabajadores quienes puedan defender el histórico natatorio y los puestos de trabajo”.

En diálogo permanente con las familias en vilo por sus ingresos, desde la UTEDYC entablan un posicionamiento claro de no dejar pasar ningún despido, considerando atentamente cada posibilidad, y la estrategia propicia en cada paso: “Si aparece algún comprador, y las indemnizaciones aparecen; si hay una persona interesada en comprar el natatorio y sostener los puestos de trabajo, también es una vía de solución. Estamos atentos a todas las posibilidades”, aseveró Riveros.