Peñarol busca liquidar la serie en Bahía

Con los regresos confirmados de Leonardo Gutiérrez y Martín Osimani, Peñarol visitará otra vez esta noche a Bahía Basket, en el estadio «Osvaldo Casanova», desde las 21.

El «milrayitas», que todavía no podrá contar con Adrián Boccia, buscará concretar el triunfo que le hace falta para garantizar su pasaporte a las semifinales de la Conferencia Sur de la Liga Nacional «A» de Básquetbol.

El ala-pivote cumplió la polémica fecha de suspensión que le aplicó -al actuar de oficio- el Tribunal de Penas de la AdC y estará habilitado para jugar hoy. Además, el base uruguayo se recuperó de su desgarro y volverá a la acción en el trascendental encuentro de hoy. En cambio, Boccia continúa trabajando en Mar del Plata y no podrá jugar. Ayer se le hicieron nuevos estudios y su desgarro todavía no está cicatrizado.

Bahía, ya lo había demostrado de a ratos en el Polideportivo marplatense, es un equipo peligroso cuando la energía de sus jugadores jóvenes se hace cargo de las responsabilidades. Con el agregado de que, al margen de las ausencias bien capitalizadas de Peñarol, el martes jugó en alto nivel el panameño Trevor Gaskins (28 puntos).

Más allá de que seguramente no estará en plenas condiciones, Osimani puede aportar una cuota de jerarquía muy importante. Ni hablar en el caso de Gutiérrez, si bien en su reemplazo el olavarriense Alejandro Diez cumplió una gran tarea.

La sensación es que, jugando muy cerca de su techo, los dirigidos por Sebastián Ginóbili pudieron doblegar por escaso margen a un Peñarol muy disminuido. Sin embargo, como quedó expuesto, la mayor obligación es del actual campeón de la Liga. Y como los bahienses tienen mucho más ganar y no tanta presión, si logran jugar desinhibidos pueden provocarle un disgusto a cualquier equipo. La intensidad, producto de la continua rotación que propone el entrenador, es un rasgo distintivo de este equipo sureño.

La gran ventaja en favor del «milrayitas», además de un par de individualidades de real jerarquía, radica en la experiencia en atravesar por numerosas instancias definitorias. Vivencias que muchos elementos de Bahía Básket no poseen. Al menos en cantidad y calidad. Lo cierto es que bajo ningún concepto Peñarol se resignará a que la serie retorne a Mar del Plata.

Fuente: La Capital