Petróleo y Anses: al final la «tibieza» escondía un negocio millonario

Por Adrián FreijoLlamó la atención la tibieza con la que Fernanda Raverta se refirió a la cuestión de la exploración petrolera off shore frente a Mar del Plata. Ahora surge un elemento que podría explicarla.

Silencios, medias palabras, evasivas y lugares comunes fueron una constate en el lenguaje de Fernanda Raverta cada vez que se le preguntó que opinión tenía con respecto al sorpresivo proyecto de exploración petrolera frente a las costas de Mar del Plata.

Y más allá del debate que se ha generalizado -y que ya tiene la expresión del poder político local, diferentes organismos especializados que plantean posiciones encontradas, partidos y organizaciones sindicales y hasta miradas contrapuestas de la justicia ante planteos de amparo y legitimidad- algo no ha dejado de llamar la atención: aquella tibieza de la titular de la ANSES ha sido acompañada, con la excepción de la concejal frentista Sol de la Torre que rechazó de plano el proyecto, por todos los sectores del Frente de Todos que no parecen decidirse por defender la posición de su propio gobierno o acompañar los temores y dudas de la comunidad marplatense.

Libre Expresión también se permitió llamar la atención del lector acerca de esa tibieza, a la que considerábamos hasta ahora como una estrategia de vuelo corto para no generar un enfrentamiento más con la comunidad de General Pueyrredón ( Ver: Fernanda Raverta y la tibieza del poder prestado).

Pero ahora un nuevo elemento parece venir a echar un poco de luz sobre la cuestión…¿o tal vez oscuridad?.

La Anses administra el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), que a la fecha administra un patrimonio equivalente a unos US$ 42.000 millones.  Se conoció ahora que la meta para este año es financiar emisiones de empresas petroleras por unos US$ 1.000 millones, siempre y cuando se destine ese dinero para solventar proyectos concretos en el upstream de hidrocarburos.

En la industria del petróleo, el término upstream abarca todo el proceso desde la evaluación geológica de las reservas de petróleo -que es lo que se realizaría al menos en la primera etapa frente a las costas marplatenses-  a la canalización de las materias primas a la superficie (extracción) y la entrega final en forma refinada/purificada.

“Tenemos previsto seguir apuntalando nuevas emisiones de empresas petroleras. La CNV está realizando un trabajo muy activo para captar a nuevas compañías puedan utilizar fondos del FGS para financiar sus planes de inversión”,  aclararon desde el organismo Fernanda Raverta, directora de ANSES, junto con Lisandro Cleri, subdirector ejecutivo del FGS.

El Fondo de Garantía de Sustentabilidad (también conocido por su sigla FGS) es un fondo soberano de inversión argentino, compuesto por diversos tipos de activos financieros, y es parte del Sistema Integrado Previsional Argentino. El producido de sus inversiones debe ser aplicado a la creación de empleo y el crecimiento económico, siempre teniendo en cuenta que sus activos deben ser puestos a resguardo de cualquier eventualidad especulativa ya que de ellos depende la sustentabilidad de todo el sistema previsional.

Pero más allá del debate que podría generarse la utilización de esos activos en este tipo de prospecciones petroleras y también de la legitimidad de utilizar dinero de los jubilados para sostener proyectos que no han sido debidamente explicados a la sociedad, la primera conclusión que podemos extraer sirve al mismo tiempo de respuesta a la duda que asaltó a tantos marplatenses acerca de la actitud de Fernanda Raverta cuando era consultada: no era tibieza, era la voluntad de ocultar que el organismo que ella preside es parte del cuestionado negocio que hoy alarma a muchos marplatenses.

Así de simple…