Preservarán árboles de cien años en Reservas Forestales

Se trata de un trabajo que comenzó en El Tejado y recorrió el Intendente que también supervisó la obra de mantenimiento y puesta en valor de calles en El Sosiego.

 

El Intendente Guillermo Montenegro estuvo en el barrio El Tejado donde la Delegación Norte en conjunto con el EMSUR comenzó con un plan de protección de árboles de más de cien años de edad. También supervisó obras de puesta en valor de calles en el barrio El Sosiego.

Montenegro recorrió junto al delegado Pablo Pérez la plaza de los Jubilados de El Tejado donde hay 11 Castaños de la India que tienen entre 120 y 130 años de edad y un terreno ubicado a dos cuadras que cuenta con un Cipres de entre 140 y 160 años.

Los datos surgen de la Historia de la Forestación de Mar del Plata, un trabajo realizado por los técnicos especializados Jorgelina Sanjurjo y Gabriel Oliver desde el Ente Municipal de Servicios Urbanos (EMSUR).

El Tejado es la única reserva forestal de las once con que cuenta la ciudad construida con ese concepto porque originalmente es un casco de estancia. A cien metros de un castaño, se encuentra, por ejemplo, un Cedro Deodara.

Los otros dos barrios reservas forestales que componen la delegación tienen otras características. El Sosiego cuenta con mayor predominio de eucaliptos y cipreses y Las Margaritas con ejemplares nuevos.

El objetivo de la delegación es contar con un registro de los ejemplares añejos para poder protegerlos. A esos ejemplares, además, los declararán patrimonio y contarán con fichas técnicas donde figurarán los datos sobre la edad y la especie.

MANTENIMIENTO Y PUESTA EN VALOR DE CALLES

El Intendente también supervisó los trabajos de calles que se realizan en El Sosiego. Es el séptimo barrio de los once con que cuenta la delegación que recibe a los equipos del Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado (EMVIAL).

El delegado sostuvo que “estamos trabajando en las calles principales que hace algunos años no contaban con ninguna intervención. Hicimos más de seis mil metros de engranzado y puesta en valor de Los Cedros, Los Pinos, Los Robles, Los Tilos, Los Pinos, Los Laureles, Los Aromos, Los Fresnos y part de Los Nogales más las calles transversales que las conectan”.

“La idea es que los vecinos encuentren las calles de acceso al barrio y a las arterias que los conectan entre sí en condiciones. Eso les da posibilidad de entrar y salir del barrio hacia la autovía dos con comodidad”, explicó.