Presupuesto: apuro oficialista que revela sus propias grietas

RedacciónEl arroyismo impuso su urgencia y el paquete fiscal se tratará este jueves en el recinto. Sin embargo la reunión de Hacienda desnudó las propias contradicciones del oficialismo.

“No vengan a corrernos ahora; la demora en el tratamiento del presupuesto es responsabilidad exclusiva de ustedes que desde diciembre están discutiendo puertas adentro el tema y no logran ponerse de acuerdo” sostuvo Daniel Rodriguez (UC) para rematar con un contundente “pónganse de acuerdo. muchachos; ni un borrador pudieron mandar en todo este tiempo”.

Esa intervención marcó el tono de una reunión de la Comisión de Hacienda en la que sin embargo la mayoría automática de Cambiemos se salió con la suya: a medio debatir y con muchas cuestiones sin resolver, el jueves habrá tratamiento en el recinto.

Pero lo que el oficialismo no pudo evitar es dejar explícitas, una vez más, las diferencias profundas que separan al arroyismo puro de sus aliados. Vilma Baragiola (UCR) no esquivó la responsabilidad que le cabe al interbloque en la demora citada por Rodriguez y dejó entender que la misma se debía a una larga lista de reclamos de su bancada para reformar aquel proyecto original de Mourelle que llegó al cuarpu y desapareció a los pocos días.

La edil no dudó en afirmar que “este nuevo proyecto, con la vuelta de las exenciones al teatro, a los libreros, a los exportadores y a todos los que fueron incluidos fue posible porque el bloque que presido se puso firme y logró cambiar aquellas cosas que no nos parecían justas”.

Pero la cosa no quedó allí, Vilma no dudó en acompañar la solicitud de Mercedes Morro (Frente 1País) que hizo propia la solicitud de las entidades gremiales -con numerosa representación en el recinto- para no se excluidos de las exenciones que venían teniendo de acuerdo a lo normado por la Ley de Asociaciones Profesionales.

Ello obligó a todos los concejales a aceptar una modificación en el texto enviado por el Ejecutivo y devolver a los gremios un derecho adquirido que de ser avasallado habría generado decenas de acciones legales con el costo imaginable para los ciudadanos.

También se resolvió volver a tratar la situación del Colegio de Martilleros, cuyos representantes también estaban en el recinto principal del HCD. La vicepresidenta Fátima Pugni, advirtió que el proyecto incorpora un pago de $ 50 por día por cada cartel de venta o alquiler de inmuebles.

“Queremos creer que esto es un error”, dijo Pugni. “Ojalá pudiéramos vender un inmueble en 24 horas para pagar apenas 50 pesos”, ironizó.

Así entre reproches, pases de factura y especulaciones de todo tipo se llegó al momento de la votación en la que Cambiemos no se dividió y el tema tendrá tratamiento, y segura aprobación, este mismo jueves.

Y los vecinos de General Pueyrredón deberán comenzar a pagar aumentos a todas luces desproporcionados que, en el mejor de los casos, triplican el cálculo inflacionario para este año 2018. Así los funcionarios podrán seguir cobrando sus salarios millonarios, el municipio podrá continuar malgastando el dinero público sin prestar servicio alguno a cambio y solo algunos pocos…comerán perdices y serán felices.

 

Foto: Gentileza Ahora mar del Plata