Protestas frente a la Muni: ¿y si Montenegro atiende por delivery?

RedacciónChoripaneros, trabajadores de las ferias, repartidores, comerciantes, dueños de institutos de pilates frente al palacio; otros en el COM ¿Y si los atienden a domicilio?.

A los reclamos de los trabajadores de las quinielas, choripanerosguardavidas y abogados, se sumó el de los vendedores de la plaza de Barrio Belgrano que hoy cortaron Hipólito Yrigoyen para que los dejen trabajar.

Un rato antes  camiones con volquetes, es decir con contenedores llenos a causa del conflicto con el basural se presentaron en el COM, sobre la calle Juan B. Justo, que poco a poco se va convirtiendo en sucursal del Palacio Municipal como «protestódromo» local.

También los repartidores motorizados llevaron sus quejas a las puertas del municipio, exigiendo mejores condiciones de trabajo y el final de la precarización. Mientras a la espera de que se les permitiese ejercer su centralidad los propietarios de institutos de pilates aguardaban agazapados sobre la Plaza San Martín para hacerse escuchar.

Solo los recicladores, insistentes y sin demasiado prurito social, siguen firmes como pata’e catre en las puertas del basural, decididos a que los marplatenses quedemos sepultados en basura mientras, entre dientes para no ser acusados de estigmatizar, nos acordamos de sus madres, abuelas y parentelas hasta la quinta generación de ancestros.

Si había alguien más con vocación quejosa deberá esperar hasta mañana. Y eso sí…ir temprano con sus reclamos para evitar que la congestión de enojados le quite protagonismo.

Así las cosas, y en aras del cuidado sanitario que no suele estar claramente en estos amontonamientos, tal vez sea llegada la hora de que Guillermo Montenegro inaugure un servicio de delivery consistente en ir él hacia las protestas y descomprimir un poco la acumulación actual.

No sabemos si sería sensato, lo que hoy no parece ser cuestión prioritaria…pero ciertamente será práctico.