¿Quién autorizó la ridícula “decoración” de los Lobos de Piedra de la Bristol?

Redacción –  Nos enojamos con la “cheta de Nordelta”, nunca lo perdonamos a Russak, vivimos quejándonos de “la negrada” que viene en verano, pero…¿no seremos en definitiva nosotros?

Pareciera que no hay límites para el berretismo de nuestra ciudad. Tanto que en ocasiones tenemos que preguntarnos si no se tratará de un atavismo cultural que ya no podremos remontar jamás.

La imagen grosera, patética y chabacana con la que amaneció una postal de la ciudad como son los lobos de piedra de la rambla Bristol habla por si sola. ¿A quién se le ocurrió semejante esperpento?, ¿quién lo autorizó?.

¿Fueron las autoridades del Festival de Cine?, ¿las de la ciudad?.

Mar del Plata no puede ya sufrir más agravios ni sus símbolos ser tomados con la liviandad con la que se lo hace. ¿Hay intendente?, ¿hay autoridades del EMTUR que sirvan para algo más que saltimbanquear en torno a una gobernadora que parece no lograr definir todo ese amor que dice tener por la ciudad?.

Indignante, aunque más bochornoso. Quisiéramos gritar que eso no somos nosotros pero se nos atraganta en la garganta una pregunta que lleva décadas sin respuesta: ¿somos nosotros?.

La respuesta se la dejamos al lector…