¿Quién los apaña?: sigue la impunidad de grupos neonazis

Llama la atención que estén identificados, reiteren su accionar violento y xenófobo y nadie haga nada para dar con sus huesos en donde tienen que estar y que es la cárcel. ¿Cobertura política?

La actividad xenófoba es delito penal en la Argentina, y por supuesto que la violencia ejercida contra una persona a la que además se lesiona gravemente, también.

Organizarse en banda (dos o más personas) para cometer delitos es además conformar una asociación ilícita, lo que agrava cualquier pena a la que se condene a una persona.

Y la suma de todos estos delitos (xenofobia, lesiones y asociación ilícita) supone penas que pueden superar los 10 años de encierro. ¿Porqué entonces los grupos neonazis -absolutamente identificados- que van por la ciudad golpeando gente, produciendo daño en los frentes de edificios que ellos seleccionan y lastimando personas- se mueven con una impunidad que no deja de llamar la atención.

Desde lAmadi denunciaron una salvaje agresión sufrida por un joven gay a manos de un grupo de cinco personas, algunas de las cuales integran un movimiento neonazi marplatense conocido como Bandera Negra.

«El martes a la noche le pegaron a un compañero de Amadi en Moreno y Santa Fe. Juan Martín, gay y activista a favor del reconocimiento del Trabajo sexual. Le pegaron con palos de pvc y cemento al grito de “puto de mierda”. Perdió el conocimiento, estuvo internado un día y medio en el Hospital Regional, tiene fracturado el tabique y marcas en todo el cuerpo», explican en un mensaje publicado en el Facebook de Amadi.

La condición sexual de Juan Martín y su defensa del trabajo sexual habrían sido los motivos por los que estos jóvenes lo agredieron y le provocaron la fractura del tabique.

Desde Amadi están convocando a marchar contra el fascismo en Mar del Plata el próximo martes 15 a las 17 desde San Martín y Mitre.

Y todo deberíamos concurrir a esa marcha, sin perder de vista que deberá investigarse la apoyatura política que existe detrás del accionar criminal de esta banda. Porque cuando se conozca quien es su protector y mecenas…la sorpresa será mayúscula.