Quilmes quiere cortar la mala racha ante Obras

El conjunto «cervecero», que acumula cinco derrotas consecutivas, jugará esta noche como visitante ante Obras Basket con la intención en empezar a cambiar su imagen en el inicio de la Liga Nacional.

Es cierto que el torneo recién empieza, que el camino es largo y que falta mucho por recorrer. Sin embargo, cuando que las derrotas comiencen a acumularse no es una buena señal.

Luego de cinco caídas consecutivas, Quilmes intentará hoy quebrar esa mala racha cuando afronte una difícil visita a Obras Básket, en el “Templo del Rock”, de Núñez.

Ambos conjuntos se enfrentaron hace menos de una semana, en el Polideportivo “Islas Malvinas”, con triunfo para los “aurinegros”, por 77 a 67.

Luego de ocho presentaciones en la temporada 2016/17 de la Liga Nacional de Básquetbol, Quilmes registra sólo 2 triunfos y 6 derrotas, en tanto Obras acumula 3 éxitos y 4 traspiés.

No obstante, por material de calidad individual, los “tacheros” insinúan que pueden llegar a desarrollar un buen básquet. Todavía no han logrado la consistencia necesaria ni tampoco los resultados (por algo aún ostentan récord negativo). Pero jerarquía tienen de sobra: dos extranjeros de buen nivel: Dennis Horner (18,4 puntos y 11,7 rebotes) y el ex Peñarol Todd Brown, y un tercero que aporta lo suyo, el finlandés Samuel Haanpää; un campeón olímpico como Walter Herrmann (15,1 puntos, 7,6 rebotes y 2,1 asistencias); dos internos de categoría como Matías Bortolín y Martín Leiva y un relevo de los más rendidores como Tomás Zanzottera. Acaso la duda mayor estaba en la base, pero Pedro Barral (10,4 puntos y 5,0 asistencias) y en menor medida Fernando Zurbriggen vienen cumpliendo y en alza. Como el equipo.

Quilmes, de acuerdo a los números y las actuaciones, atraviesa por un período con más dudas que certezas. De acuerdo a lo que se esperaba, por las manos de Luca Vildoza pasan las mayores responsabilidades ofensivas, tanto para anotar (14,4 puntos) como para elaborar juego (3,9 asistencias). El problema es la irregularidad del resto, ya que ninguno termina de consolidar dos o tres buenas actuaciones seguidas, algo que se puede aplicar tanto a Iván Basualdo como a Enzo Ruiz, quien está levantando notoriamente su nivel (promedio 13,1 puntos y 46,7% en triples). Mientras, la energía de Eric Flor suele ser muy positiva desde el banco, aunque el principal inconveniente es la carencia de soluciones que aporta Olu Famutimi, quien debería ser quien asuma el rol de lugarteniente de Vildoza y lejos ha estado de serlo (7,9 puntos, con 32,4% en dobles y 29,6% en triples). Muy poco. Y como ya se sabe que Ivory Clark es más defensivo que ofensivo, no extraña que el poder anotador haya tenido cotización en baja para Quilmes, que hoy apenas llega a 74,4 puntos convertidos por partido. No sería tan grave si defensivamente pudiera garantizar más seguridad. Pero el déficit en la toma del rebote, en caso de no solucionarse, puede significar mayores inconvenientes.

Dicen que no hay mejor antídoto para una mala racha que una victoria de las buenas. Pues bien, esta noche Quilmes estará frente a una de esas ocasiones. Será cuestión de que pueda capitalizarla.

Formaciones

Obras Básket: Pedro Barral, Todd Brown, Walter Herrmann, Dennis Horner y Matías Bortolín. DT: Nicolás Casalánguida.

Quilmes: Luca Vildoza, Enzo Ruiz, Olu Famutimi, Ivory Clark e Iván Basualdo. DT: Javier Bianchelli.

Estadio: “Templo del Rock”, de Obras.
Arbitros: Alejandro Ramallo y Javier Mendoza.
Hora: 20.

Fuente: La Capital

Foto: Ligateunafoto