Quilmes quiere despedir el año con una sonrisa

El “cervecero” jugará su último partido del año 2017 cuando reciba desde las 21, en el Polideportivo “Islas Malvinas”, a Hispano Americano de Río Gallegos.

El “tricolor” sufrió una decepción con su caída ante Comunicaciones de Mercedes, en el debut como local en esta instancia de la temporada. Pero se recuperó en gran forma con un excelente triunfo -respaldado por una muy buena actuación individual y colectiva- frente a Ciclista Olímpico de La Banda.

De esta forma, el conjunto dirigido por Javier Bianchelli acumula 3 triunfos y 2 derrotas, y en caso de obtener hoy la victoria, podría clausurar el año bien cerca de los puestos de vanguardia.

La defensa es un aspecto central en la estructura y el esquema de juego quilmeño, porque cuando se siente sólido atrás puede atacar con mayor soltura. Y lo será también hoy, frente al equipo que posee la mejor ofensiva de la competencia (anota 94,3 puntos por partido).

En rigor de verdad, también, los patagónicos son los que más puntos permiten de sus oponentes (96,3), de lo que se desprende que el gran desafío para Quilmes será quitarle ritmo ofensivo a su adversario. Y tratar de jugar menos posesiones, si bien los de Luro y Guido también se sienten cómodos tomando lanzamientos rápidos. La efectividad también será clave, en consecuencia.

Y también estarán frente a frente dos escoltas con enorme poder anotador, como Eric Flor (viene de convertir 36 puntos frente Ciclista Olímpico) y Larry O’Bannon (hizo 28 en la caída del martes ante Peñarol , 91 a 86).
Otra cuestión que tiene como cuenta pendiente el conjunto de Marcelo Richotti es que todavía no logró ganar como visitante (además acumula tres caídas en serie).

Por lo demás, causaron una buena impresión Perry Blackwell y el ex Peñarol, Fernando Podestá, aunque arrastra un problema en una de sus manos otro ex “milrayitas” Mariano Byró.