Rechazaron la eximición de prisión de los argentinos implicados en el Escándalo FIFA

Tras la resolución del fiscal Delgado, el juez Martínez De Giorgi se pronunció contra el planteo de Alejandro Burzaco, Hugo Jinkis y Mariano Jinkis, buscados por la justicia de los EEUU por el pago de coimas a directivos de FIFA.

Los empresarios argentinos involucrados en el escándalo de corrupción de la FIFA sufrieron un nuevo revés judicial y quedaron al borde de la detención. El fiscal federal Federico Delgado, y el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi resolvieron rechazar la exención de prisión solicitada por los acusados, por lo que ahora son buscados por la Justicia.

El fiscal Delgado fue el primero que se expidió durante la noche del miércoles, cuando libró las órdenes de captura para los tres argentinos. La Policía Federal fue notificada para avanzar con la búsqueda de los sospechosos, que fueron acusados por fiscales de los Estados Unidos de formar parte de una trama de corrupción en torno a la organización de los campeonatos de fútbol más importantes del mundo.

«Ahora bien, los rasgos que envuelven los hechos que narró el Estado requirente; es decir, las características de maniobras pluralmente delictivas, los millonarios montos en juego, el hiato que aparentemente se produjo entre el momento de planificación de los hechos y el de su implementación en diversos países, aconsejan preservar los intereses del país que solicita la extradición, por cuyo interés el Ministerio Público debe velar, mediante el arresto provisorio de Alejandro Burzaco. Además, porque aquellos rasgos de los acontecimientos, contemplan una expectativa de pena a partir de la cual es dable presumir que la capacidad económica del nombrado se puede transformar en un canal de fuga con capacidad, por lo tanto, para frustrar los intereses que en este particular trámite la República Argentina debe resguardar consideramos que VS debe denegar la solicitud de exención de prisión requerida por la defensa de Alejandro Burzaco, lo que así se solicita», aseguró Delgado en su dictamen.

Más tarde, Martínez de Giorgi secundó la resolución del fiscal federal y solicitó a Interpol la detención de Alejandro Burzaco, CEO de Torneos y Competencias, y Hugo y Mariano Jinkis, dueños de una empresa de marketing relacionada con la AFA.

Sin embargo, la fuerza de seguridad internacional concurrió a los domicilios de los imputados, pero no pudo realizar la captura ya que no se encontraban en sus respectivas residencia. De esta manera, los sospechosos quedaron prófugos de la justicia.

A la par pesa una orden para que los empresarios no puedan abandonar el país. Las autoridades de migraciones ya fueron notificadas y cargaron en el sistema la restricción que pesa sobre los sospechosos. Uno de los implicados, Alejandro Burzaco, estaría en Europa. El martes informó que estaba en camino a Zurich para participar de la reunión prevista para mañana para la elección de autoridades. Los empresarios Jinkis (padre e hijo) están en el país, informó su abogado.

La causa fue sorteada esta mañana y quedó radicada en el juzgado de Claudio Bonadio.