Reforma Judicial: Alberto insiste en que la Corte no será modificada

Alberto Fernández lamentó que los medios y la oposición cree «ideas e imágenes que no son ciertas». Sobre la Corte, recordó que en campaña él mismo dijo que «no necesita más de cinco miembros».

El presidente Alberto Fernández afirmó hoy que «es una discusión falsa la cantidad de miembros que podría tener la Corte Suprema de Justicia» en la reforma judicial impulsada esta semana y lamentó que los medios y un sector de la oposición cree «ideas e imágenes que no son ciertas».

También sostuvo que la oposición, «en particular los que fueron funcionarios del gobierno de Cambiemos, deberían estar muy agradecidos de la reforma, porque les garantiza que nosotros no vamos a hacer con ellos lo que ellos hicieron con los funcionarios de Cristina Kirchner» al marcar su distancia respecto de «la doctrina Irurzun».

Sobre la Corte, dijo que «el número de miembros no es la cuestión» y recordó que en campaña él mismo dijo que «no necesita más de cinco miembros».

Luego, destacó que contaba esto «para advertirle a la gente como van construyendo ideas, imágenes que no son ciertas» ciertos medios, a los que llamó «tradicionales».

«La oposición, los exfuncionarios de Cambiemos fundamentalmente, deberían estar muy agradecidos con la reforma porque si tienen que enfrentar procesos penales no les va a pasar lo que les pasó a los funcionarios de Cristina Kirchner, porque no estamos con la doctrina Irurzun y no queremos que eso prospere», agregó en referencia a las prisiones preventivas indiscriminadas.

«Así que los del anterior gobierno son los principales beneficiados con esta reforma y me comprometo públicamente a no hacer con ellos lo que ellos hicieron. El resto, es mentira», remarcó el Presidente.

Agregó que otro ejemplo es cuando «mencionan la presencia de (Carlos) Beraldi», quien «en el 2003, cuando llegamos al Gobierno (con Néstor Kirchner) quisimos hacer esta misma reforma y lo llamamos también para hacerla, y nadie lo cuestionó. Ahora lo cuestionan porque es abogado ‘de'», analizó el mandatario en referencia al letrado de la vicepresidenta.

Y disparó: «Mis modos se chocan con la hipocresía, pero me cuesta ser un hipócrita porque no lo soy».