Salió de viaje en motorhome a los 80 años y escribió un libro con sus aventuras

Sara Vallejo anunció la salida de su libro «80 años no son nada» con historias de su reciente viaje en motorhome por América. A los 82 años, espera en casa que pase la pandemia para volver a la ruta.

Como profesora de inglés jubilada pasaba sus días con demasiada quietud a las puertas de cumplir 80 años. Hasta que un día reunió a su familia para comunicarles que había tomado una decisión. Iba a vender su casa y todas sus pertenencias para comprar un motorhome y viajar por países limítrofes sin rumbo fijo.  Al principio le dijeron que estaba loca, pero su idea estaba en marcha y nada iba a detenerla.

Se fue a Montevideo a buscar lo que sería su nuevo hogar con ruedas y empezó a recorrer Brasil sin itinerario previsto, llegó a Perú y bajó hacia Argentina hasta la Patagonia para llegar a Chile y ser parte del Encuentro Internacional de Motorhomes en Punta Arenas. La emocionante odisea, que continúo por distintas ciudades de Argentina, se extendió por casi tres años y las vivencias del camino fueron quedando registradas en los cuadernitos que Sara iba completando a lo largo del recorrido.

Obligada a detenerse por la pandemia, se encendió la ilusión de poder escribir un libro con las historias del viaje y así inició el proceso de selección de textos y de imágenes para poder darle forma a «80 años no son nada», una atractiva publicación con narraciones, anécdotas, descripciones y sensaciones de una travesía inolvidable.

En diálogo con la periodista Florencia Cordero en el programa Un Lugar en el Mundo de Radio Brisas de Mar del Plata, Sara Vallejo se mostró emocionada a la hora de anunciar el inicio de la preventa de su libro en internet y dejó un mensaje inspirador que comparte con cada persona que se cruza por las rutas: «Tenemos que encontrarle la vuelta para ser felices. Para eso hemos venido a este mundo, a vivir, no a vegetar y no a sufrir. Arriba el ánimo y las ganas de vivir. Hace falta coraje, no digo que no. Yo tengo 82 años y siento que me falta media vida por vivir todavía. A lo mejor no, pero mientras me dure, voy a vivir bien, con alegría, con entusiasmo y con amor para todo el mundo».

Escuchá la nota completa acá: