¿Ritorna il fascio?: Salvini desata la xenofobia italiana

El ministro del Interior, Matteo Salvini, resolvió disponer la «presencia de barcos de la Marina y de la Guardia de Finanzas para defender los puertos italianos». ¿Vuelven las prácticas fascistas?.

El gobierno de Italia anunció que desplegará barcos militares frente a sus puertos para bloquear el posible ingreso de embarcaciones con náufragos, en medio de la polémica con las ONG que rescatan personas en el Mediterráneo por el rechazo de Roma a su desembarco en suelo nacional.

El comité nacional de orden y seguridad que preside el vicepremier y ministro del Interior, Matteo Salvini, resolvió anoche disponer la «presencia de barcos de la Marina y de la Guardia de Finanzas para defender los puertos italianos», anunció un comunicado de la cartera.

Entre las medidas con las que Italia buscará reforzar su política de «puertos cerrados» están también el «incremento de los controles para reducir las partidas» en los principales países de origen del flujo migratorio marítimo, como Túnez y Libia.

Como justificación, Salvini aseguró que se trata de buscar «hacer más eficaz la lucha al tráfico de seres humanos y aumentar las penas a traficantes» de personas.