Se entregaron los premios del concurso “Valijas con Historia II”

Fue entregada por Sonia Rawicki, durante un desayuno multicultural realizado en el Club Portugués de Mar del Plata como parte de la conmemoración del Día de la Tradición.

Juan Miguel Idiazabal, autor del relato “Olor a pan quemado”, en el que se describen las vivencias de un inmigrante vasco en Mar del Plata, recibió este viernes el premio “Valijas con Historia II”, organizado por la Municipalidad de General Pueyrredon a través de la Dirección Municipal para la Promoción y Protección de los Derechos Humanos.

LA tablet fue entregada por la titular de la oficina local de DD.HH., Sonia Rawicki, durante un desayuno multicultural realizado en el Club Portugués de Mar del Plata como parte de la conmemoración del Día de la Tradición.

Además se entregaron el segundo y tercer premio del concurso, que recayeron en Jennifer Watson, autora del relato “Ácrono”, y Marta Alvarez, por su texto “Siete Mares”. Ambas recibieron becas para participar del taller literario “Delapalabra”, de la docente Marcela Predieri.

El jurado encargado de elegir los relatos ganadores estuvo integrado por Bernabé Tolosa –periodistas y profesor de Letras-, Gabriela Exilart –escritora y docente-, Miguel Monforte –periodista, escritor y realizador-, María Laguyás –docente- y Rawicki, en representación de la Municipalidad de General Pueyrredon.

Tanto la entrega de premios como el desayuno fueron organizados de manera conjunta por la dirección local de DD.HH junto a la Dirección de Relaciones con las ONG, a cargo de Federico Chioli, y el Foro de Colectividades de General Pueyrredon.

Al referirse al concurso, Rawicki destacó el valor de los textos participantes del concurso, tanto desde lo literario como lo testimonial. “Son historias de personas que migran dejando espacios, afectos y lugares de origen para traer a Mar del Plata y Batán sus costumbres y tradiciones con las que edificaron nuevos espacios y construyeron otros afectos” explicó.

Tras añadir que “los valores compartidos son el factor común mientras que las costumbres y tradiciones enriquecen la multiculturalidad” la funcionaria consideró que el relato ganador “nos habla, además, de la importancia de  los abuelos y las abuelas en nuestras vidas”.

Tras la ceremonia de premiación, conducida por Marcos Zuasnabar, representantes de distintas comunidades explicaron las recetas de los platos que luego se compartirían durante el desayuno. Entre ellos cabe mencionar el “bol de folhas” (Portugal), los “pizzetti” (Italia), los polvorones “España” y los “canoli siciliano”. Los participantes también pudieron disfrutar de porciones de strudel (Alemania), “piccilate” (comunidad mafaldesa) y las tortas “chorek” (armenia) y “leicaj” (judía).