Se va Rubinstein por derogación del Protocolo de Aborto no Punible

Después del escándalo protagonizado por el gobierno de Cambiemos tras la derogación del Protocolo Nacional de Aborto no Punible, el secretario de salud dejará su cargo.

El miércoles a la madrugada el Ejecutivo publicó la actualización del protocolo de interrupciones legales del embarazo a nivel nacional, pero a las pocas horas el presidente Mauricio Macri aseguró que sería derogado. En consecuencia, Adolfo Rubinstein presentará la renuncia a su cargo este viernes y a menos de un mes del cambio de gobierno.

Lo hará en medio de un enfrentamiento con la alianza gobernante. El miércoles, después de que se publicó la resolución que ampliaba derechos para las mujeres, dirigentes de Cambiemos se lanzaron sobre el ex ministro de salud vía redes sociales.

Fue el caso de Federico Pinedo, quien a través de Twitter manifestó: “Me parece lamentable y claramente inconstitucional la resolución del secretario de salud ampliando de manera irresponsable las causales de aborto no punible y limitando la objeción de conciencia médica”.

En la misma línea, la diputada Dina Rezinovsky, sostuvo que “Rubinstein resuelve ampliar el protocolo nacional para descartar niños y destruir mujeres”. Ambos dirigentes lo acusaron de “pasar por encima del debate en el Congreso”.

Sin embargo, la normativa adoptada por el secretario de salud estaba basada en el Código Penal, de 1921 y ratificada por la Suprema Corte de Justicia en 2012 a través del fallo FAL.  Además, contemplaba los proyectos enviados por organizaciones de salud y  respondía a las demandas de millones de mujeres argentinas.

A pesar de ello, el presidente Macri, de la mano de Marcos Peña y Carolina Stanley, decidieron derogar la medida argumentando que no fueron consultadas la secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia; la Agencia Nacional de Discapacidad y el Instituto Nacional de la Mujer. Organismos que tienen competencia en la materia.

En efecto, Rubinstein fue ministro de Salud desde 2017 hasta el año pasado, cuando el gobierno de Macri disolvió la cartera y pasó como secretaría a la órbita de Desarrollo Social. Carolina Stanley, la titular de la misma y una ferviente antiabortista, fue la encargada de redactar el decreto derogatorio.