Sectores de las FARC vuelven a la lucha armada

El guerrillero colombiano Iván Márquez cuyo paradero se desconoce desde hace más de un año, ha reaparecido junto a otros ex líderes para anunciar «una nueva etapa de lucha armada» en el país.

Colombia despertó hoy con una bomba mediática lanzada por representantes del ala más violenta de la otrora guerrilla de las FARC en un vídeo –que según expertos contó al menos con dos cámaras, producción de uniformes y armamento, banderas, y posproducción con efectos musicales y edición- Iván Márquez, uno de los más reconocidos líderes del grupo guerrillero desmovilizado en diciembre de 2016, anunció su regreso a las armas y dictó el renacer de la lucha armada para un grupo de excombatientes que en 2016 renunció a la guerra tras la firma de un Acuerdo de Paz con el gobierno colombiano.

La onda expansiva de este documento, firmado con su presencia por otros líderes y mandos medios que le dieron la espalda al Acuerdo o simplemente nunca lo suscribieron, recibió toda la atención del país pero no porque no se supiera que conforman un grupo minoritario de detractores de los acuerdos, sino porque en 32 minutos confirma su retiro del proceso de paz a través de una agresiva puesta en escena y mensajes para los colombianos.

Márquez (Luciano Marín Arango), negociador del Acuerdo en La Habana y senador, desapareció hace un año y aunque nadie tenía información oficial y pública de él, siempre se dio por descontado que gravitaba entre Colombia y Venezuela, en el territorio suroriental del país, la misma zona donde operó como comandante y donde se encuentra alias ´El paisa´(Hernán Darío Velásquez), quien aparece en el video y es reconocido como la máquina de guerra de las FARC y nunca se desmovilizó.

Con ellos también reaparece ´Jesús Santrich´, quien hace dos meses salió del radar de las autoridades y del proceso judicial que le adelanta la Corte Suprema por las acusaciones que tiene por participar en actividades de narcotráfico después de la firma del Acuerdo, lo que lo dejaría automáticamente fuera de todo beneficio y a las puertas de ser extraditado a Estados Unidos, donde una corte federal lo solicita.

En la imagen están otros de los denominados duros, ‘El Zarco Aldinéver’, ´Romaña´ (Henry Castellanos), muy conocido por los secuestros y tomas guerrilleras que realizó, y John 40, el capo del narcotráfico del otrora grupo guerrillero. Sin duda una primera línea combativa, con un récord de sangre, violencia y delincuencia que los colombianos no olvidan.

Con la misma contundencia con que el gobierno, las autoridades estatales, la comunidad internacional y entidades de la sociedad civil condenaron este anuncio y la supuesta alianza con el Ejército de Liberación Nacional (guerrilla de izquierda colombiana), toda la institucionalidad, los organismos multilaterales y los propios desmovilizados que mayoritariamente continúan en el proceso de paz reafirmaron su total compromiso con la implementación de lo acordado y seguir adelante.