Serio: empresas y provincias con calificación en baja

Tras la negra jornada del martes las principales empresas argentinas reciben un nuevo golpe con una contundente rebaja de calificaciones por parte de Moody’s. Urge un acuerdo político.

La calificadora de deuda aplicó un fuerte recorte en la nota de la mayoría de las energéticas como YPF, Camuzzi, Metrogas, TGS, Naturgy y Distribuidora de Gas Cuyana, entre otras.

«Esta acción refleja los fuertes vínculos crediticios y la exposición de estas compañías a las regulaciones y al entorno operativo de Argentina», señala el comunicado. En el caso de las energéticas, resalta la gran incertidumbre a raíz del congelamiento de tarifas decretado por el gobierno, que difícilmente se revierta en el corto plazo.

«Las calificaciones de las compañías de servicios regulados también incorporan incertidumbres en torno a la continuidad de las políticas, la coherencia de los marcos regulatorios y la suficiencia de las tarifas en adelante. El aumento de las críticas de los consumidores, la oposición política y las próximas elecciones llevaron a que el gobierno federal pospusiera el ajuste tarifario del segundo semestre de este año», agregó.

En cuanto a las eléctricas, enfatizó que «muestran perfiles crediticios más débiles debido al alto apalancamiento y a una liquidez más ajustada debido a las necesidades financieras que surgen de sus programas de inversión».

Además, Moody’s bajó las calificaciones de otras compañías líderes como Telecom, Arcor, Holcim y Mirgor como consecuencia del «default selectivo» anunciado por Lacunza.

«La decisión de Moody’s de bajar las calificaciones del gobierno de Argentina refleja la creciente expectativa de pérdidas para los inversores como consecuencia de una presión cada vez mayor en las finanzas del gobierno, reflejada recientemente en la decisión del gobierno anunciada el 28 de agosto de postergar el pago de la deuda a corto plazo por un monto mayor a $8000 millones de dólares y de manifestar su intención de reestructurar parte de la deuda soberana a mediano y largo plazo», concluyó.

Por otro lado, la calificadora también golpea a varias provincias como Buenos Aires, Córdoba, Chaco, Chubut, Río Negro, Córdoba, Formosa, Tucumán, Misiones, y la CABA, que ahora se ven más complicadas para solucionar su rojo financiero.