Prudencia: ni Alberto ni Cristina hablarán de economía

A fin de mes comenzarán la campaña pero están de acuerdo en evitar ahora cualquier alusión a la devaluación. No quieren que Macri tenga argumentos para culparlos de la inestabilidad.

En estas semanas habrá entrevistas y declaraciones pero de ningún modo Alberto quiere explicar las causas de la devaluación de este lunes, que Mauricio Macri atribuyó a su triunfo.

«Él va a tener que contar porqué subió el dólar y cómo hizo para sostenerlo a este precio durante la campaña», repetían los asesores de Fernández. Esta mañana, el economista Matías Kulfas fue la única voz del frente Todos en negar responsabilidades.

Obligar a Macri a hablar de economía fue un objetivo de Fernández cuando anunció que tomaría los fondos que se van en intereses de Leliq y lo consiguió.

Después de su triunfo le parece más útil que Macri hable solo de su mala o nula praxis para detener la escalada del dólar, una secuencia que, como bien explicó Kulfas, este Gobierno atravesó muchas veces en este año.

Cristina está de acuerdo y ambos esperan que la estrategia los aleje del ojo de la tormenta y despierte confianza en los mercados sobre lo que juran será «un nuevo tiempo, con una economía más abierta, sin cepo y de absoluto respeto a los compromisos internacionales».