Subsidio al transporte: pan para hoy hambre para mañana

El intendente Arroyo anunció la llegada de una partida para compensar la quita de subsidios. Se trata de una medida electoral que deja una bomba de tiempo al próximo gobierno municipal.

La administración municipal firmó un convenio con la Secretaría de Gestión de Transporte de la Nación para el envío de $ 132.536.596 en seis cuotas mensuales desde agosto. Dicha modalidad ya ha sido rechazada por otros municipios por considerar que se trata de una trampa electoral que asegura una tranquilidad en lo inmediato pero significará un serio conflicto apenas culmine su corta vigencia.

El acuerdo lo rubricaron en el Ministerio de Transporte de la Nación el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente; el subsecretario de Transporte y Tránsito, Claudio Cambareri, y el secretario de Gestión de Transporte de la Nación, Guillermo Krantzer.

El municipio informó que “el régimen al cual ahora ingresa la comuna a través de este acuerdo con el Estado Nacional tiene como finalidad sostener la viabilidad del transporte público colectivo de pasajeros en la jurisdicción municipal”, en tanto que “el subsidio se ha otorgado previa aprobación de los coeficientes porcentuales que indica la Subsecretaría de Transporte de la Provincia de Buenos Aires en su resolución Nº 150/2019”.

Apuntó que “General Pueyrredon es el primer municipio que ingresa a este sistema, ya que completó todas las gestiones necesarias para su cumplimiento”.

El gobierno local agregó que “a través de este entendimiento entre la Nación y la Municipalidad, con el aporte de la Provincia de Buenos Aires, a través de la Subsecretaría de Transporte, que fijó el listado de las líneas de transporte beneficiarias en la jurisdicción municipal, se ha instrumentado una herramienta útil y eficaz para la prestación del transporte público colectivo de pasajeros”.

Destacó que “a partir de la celebración de este convenio, y durante la vigencia del mismo, no se contemplará aumento alguno de la tarifa del transporte colectivo de pasajeros en la jurisdicción municipal, garantizando, a su vez, las condiciones de normal funcionamiento del sistema en beneficio de los usuarios”.

La última de las seis cuotas se cobraría en enero, por lo que recién el año próximo debería ponerse en discusión el boleto, que cuesta $ 18,50 y las empresas concesionarias del sistema plantearon llevar a $ 27,46.

Lo que representará un dolor de cabeza para quien asuma la intendencia el 10 de diciembre ya que deberá afrontar en enero una demanda por parte de los empresarios del servicio que seguramente representará el salto más grande que se recuerde en la tarifa de transporte.