Susana y sus contradicciones, desde la «pompa de jabón»

Por José Luis Ponsico (*)A medio siglo de su primera fama con publicidad de jabón «Cadum» Susana Giménez, 75 años, sigue despertando polémicas con declaraciones so siempre entendibles.

José Luis Ponsico

A medio siglo de su primera fama, publicidad de jabón «Cadum» Susana Giménez, 75 años, modelo publicitaria, agencia de Héctor Cavallero -aquel mítico «shock» televisivo, imagen que recorrió décadas, fines de los 60, ella ahora reedita otra publicidad de época «Has recorrido un largo camino muchacha» aquella de la infartante Claudia Sánchez, contemporánea de «la Su», en los 70,

Hoy, «la Su», encerrada en polémicas desde Punta del Este, con destino de «atracción fatal». Hasta su nieta Lucía Celasco, 24 años, involucrada, episodio con escándalo. Susana no pudo con su genio, tras el disgusto que produjo la ira de Lucía -la muchacha tildó de «negra de mierda» a la esposa de otro veraneante «en el paraíso de los millonarios», por una cuestión menor,

El "shock" de Cadum que la llevó a la famaAuto mal estacionado a la salida de un boliche, bajo efluvios del alcohol en la joven, según varios testigos, la abuela Giménez «mandó a trabajar al campo a miles de desocupados que trajinan la gran Ciudad», entrevista televisiva. Antes, la diva se declaró «macrista» hace cuatro años y ahora mostró nueva preocupación: «Le tengo miedo al populismo», dijo no hace mucho. Réplica de Mirtha Legrand,

Hoy el «populismo», se sabe, es un eufemismo derivado del peronismo, sumado al kirchnerismo, en un cóctel que no agrada demasiado al 40% de la sociedad.  Si se toma el resultado de la última elección Presidencial. «La Su» millonaria desde los 80 -impactó «Hola Susana», ciclo que iba por ATC. producción de Alberto Naya, facturación de millones, en concurso telefónico por medio.

La inspiración de entonces tuvo origen en la italiana Raffaela Carrá que dió la idea a los productores.

Los siguientes en los pases de «la Su» por Canal 9 y Telefé, Luis Cella y Gustavo Yanquelevich..

En los 90 la modelo y actriz firmó contrato por un millón de dólares por mes para «sus llamadas» por tevé con 35 puntos de «rating».

Héctor Cavallero, su creador, y Carlos Monzón, la pasión y la fama

Mucho antes vivió romances y situaciones judiciales que conmovieron a la farándula. Después de Cavallero, el resonante idilio con Carlos Monzón. Duró casi cuatro años. Luego, el juvenil Ricardo Darín, casi ocho. En el 81 un episodio de estafa. Cuando importó un Mercedes Benz comprado con una franquicia para discapacitados.

Aquella ingrata sorpresa: el auto tapado por fardos en una estancia cerca a Pilar. El «auto escondido» de Susana -una compra con testaferros de un señor lisiado, apellidado Ruggiero- que terminó en un escándalo judicial y la Giménez pagando una fianza de diez mil dólares. Tiempos de mucha fama. Películas, comedias, obras de teatro. «Sugar» y «La mujer del año» con Ricardo Darín, Arturo Puig

La anécdota de «los dinosaurios» cuando el universo de los intelectuales la calificó de «burra». El polista Huberto Roviralta que la enamoró y vivió a su lado entre ocho y nueve años. Ella descubrió una traición.

Huberto Roviralta: intento de ascenso social y escándalo final

El juicio por el cenicero que fracturó la nariz al apuesto Roviralta. Juicio de divorcio. El ex amor cobró casi diez millones de dólares en el divorcio.

Punta del Este desde los 60, «Tato» Bores, Bernardo Neustadt, Mirtha Legrand, Susana Giménez, Marcelo Tinelli. Para las columnas de ricos y famosos. Los que están en la vereda de enfrente no se guardan críticas: «Ganan mucho dinero en la televisión de nuestro país y la gastan  en Uruguay», dicen.

Lucía Celasco, dedicada al diseño de ropa fina, es hija de Mercedes Sarrabayrouse,

No hace mucho «Mecha»,  hija de «la Su» protagonizó un escándalo de ribetes no muy parecidos. Su esposo Eduardo Celasco descubierto -como Huberto Roviralta- en un romance con una modelo 15 años menor a su esposa. La madre de Lucía no se calló para nada. Divorcio a través de los medios periodísticos.

El escándalo Grassi y una entrevista inolvidable

La Giménez en los 90 quedó expuesta por una sociedad que integraban el agente financiero Jorge «Corcho» Rodríguez, vinculado sentimentalmente a la diva, con el ex dirigente Montonero Rodolfo Galimberti -fallecido hace dos décadas- y el fuerte empresario Jorge Born. La firma de los tres llevó a producir otro escándalo mediático.

«Hard Communication», Born, titular, secuestrado en el 74 por la organización «Montoneros» se había asociado a uno de los líderes de la guerrilla 20 años más tarde -algo que no se entendía demasiado- firmó acuerdos en Canal 13 con la Fundación «Felices Los Niños», del sacerdote Julio Grassi. El impacto alcanzó a la Iglesia: Grassi fue denunciado por abuso de menores y luego condenado. Continúa preso.

La publicación «Caras y Caretas» que lidera el dirigente político Víctor Santamaría, cercano al entorno Presidencial de Alberto Fernández, denunció hace una década al empresario Jorge Rama vinculado a la compra y venta de futbolistas uruguayos. El dato no decía demasiado, salvo que el denunciado estaba de novio con Susana Giménez. El amor con el uruguayo duró poco.

Hubo juicio por 300 mil dólares de parte de la «estrella». El romance con Rama no duró mucho. La demanda concluyó con acuerdo de partes y Susana pasó a tener a «Caras y Caretas» de su lado.

Como desde los 70,  «Gente», cuando siendo modelo posó para la tapa y su fama superó a una «pompa de jabón». Lleva medio siglo.

El arte de vivir en los Medios para María Susana Giménez Aubert remite a la fama como presentadora de tevé, actriz, antes vedette. No obstante, hoy está en todas las redes sociales por declaraciones sobre «la necesidad que los desocupados vayan al campo a trabajar» una faceta antes muy poco conocida: la suya, en la búsqueda de una «economía familiar» para millones de argentinos.

«Grande, Su»

(*) Columnista de La Señal Medios, Libre Expresión y Mundo Amateur