Tarde pero llegó: los jubilados ya no harán cola en los bancos

“Esta ordenanza busca hacer un aporte a mejorar la calidad de vida de los adultos mayores” dijo Ariel Ciano, autor de la iniciativa que propone respetar a quienes siempre son olvidados.

“Si bien tardó algo más de lo previsto, lo bueno es que la reglamentación de la ordenanza ya es un hecho y sólo habrá que esperar 60 días para que comience a cumplirse, pero igualmente ésta no deja de ser una buena noticia para los jubilados”, afirmó Ariel Ciano apenas conocida la noticia. Se trata de una ordenanza que el concejal presentó junto a su par Mercedes Morro, y de la que venían hablando desde su campaña. “A diario vemos como nuestros queridos viejos tienen que esperando de pie para cobrar sus haberes o pagar un impuesto, haciendo largas filas ya sea en un banco o un local de telefonía celular”, expresaba el presidente del bloque de concejales del Frente Renovador al presentar el texto que fue aprobado por unanimidad en el Concejo Deliberante y ahora cuenta con la reglamentación necesaria para poder comenzar a regir en breve.

“Celebramos además que la autoridad de aplicación elegida fue la oficina de Defensa al Consumidor de General Pueyrredon, que trabaja tan bien con Verónica Tambascia”, especificó Ariel Ciano sobre la ordenanza que contó con el apoyo de la Asociación Bancaria y el Sindicato de Empleados de Comercio local. “Esta ordenanza busca hacer un aporte a la intención de mejorar la calidad de vida de los adultos mayores y acortar los tiempos de espera incluso a personas con disminución en su motricidad o mujeres embarazadas, sectores de nuestra población que muchas veces están desprotegidos y sin ningún tipo de contención, soportando interminables esperas para ser atendidos y sin recibir ningún tipo de asistencia”, contó Ciano.

Elevado al cuerpo a fines de 2017, la ordenanza ya reglamentada detalla que la mayor vulnerabilidad “la padecen los usuarios de las entidades comerciales, financieras y bancarias, incluyendo aquellas que prestan servicios de cobranza de impuestos o pago de haberes a jubilados y/o pensionados, en las que se registre una gran concurrencia de público y se lleve adelante una atención personalizada”. A su vez, en referencia a lo que padecen los jubilados, resalta que “los adultos mayores son los más perjudicados por los excesivos tiempos de espera para efectuar sus operaciones y en otras, por la dificultad que varios de ellos tienen para realizar trámites on line o desde una aplicación” a la que por lo general no pueden acceder con facilidad.

Además, se destaca “que por motivos de seguridad, las entidades bancarias y financieras no disponen de baño público de acuerdo a lo establecido por la ley por lo que resulta indispensable que respeten los topes máximos de tiempo de espera que se estipulan en el presente proyecto, a saber un máximo de 45 minutos en caso de que el usuario deba permanecer de pie y de 60 minutos sí el establecimiento cuente con asientos suficientes”.

Vale mencionar que el proyecto de Ciano fue tomado de ejemplo por en Córdoba por el concejal del PRO-Juntos por Córdoba, Abelardo Losano, con el nombre “Régimen de celeridad en la atención al público”. De esta manera, la iniciativa de Ariel Ciano para Mar del Plata se vería también reflejada allí con la intención de regular un marco de derecho para que el usuario pueda exigir que se valore el tiempo que pierde en las colas.