Taxistas piden al municipio desalentar la utilización de Uber

A casi un año del desembarco de la plataforma, taxistas piden que haya controles de Tránsito durante todo el día. Hasta el momento se secuestraron 103 autos de Uber.

El 18 de enero del año pasado, la empresa Uber comenzó oficialmente a operar en Mar del Plata, en medio de una serie de críticas de remiseros y taxistas que advertían sobre el perjuicio económico que les iba a generar. Sin embargo, duró poco: apenas seis días más tarde, el Concejo Deliberante aprobó por mayoría un proyecto de ordenanza impulsado por el entonces intendente Carlos Arroyo y a través del cual se imponían duras multas a quienes manejaran un auto vinculado a Uber. Unos días después, incluso, se prohibió todo tipo de publicidad del servicio.

Desde entonces se secuestraron en la ciudad 103 los autos de Uber, mientras que los choferes no sólo fueron sancionados con importantes multas, sino se les retuvo el carnét de conducir.

No obstante, Donato Cirone, titular del Supetax, reparó en la necesidad de que se mantengan los controles y haya una política firme del gobierno municipal en contra de la plataforma. “Hemos notado que en lo que va del año vinieron muchos vehículos de afuera a trabajar acá y, sin ir más lejos, en apenas tres días se secuestraron diez autos”, sostuvo.

Queremos escuchar a Montenegro decir que está en contra de Uber”, dijo Cirone y sostuvo, aunque reconoció que el hecho de que el intendente haya manifestado que “no permitirá que vengan a depredar el trabajo de la gente que tiene todo en regla” genera “tranquilidad” en el sector. “Queremos contar en diferentes horarios del día con inspectores para que se sigan secuestrando los vehículos que trabajen para esa plataforma”, afirmó, y reparó en la importancia de “desalentar” a los pasajeros que eligen ese tipo de servicio. “A nosotros nos genera un grave problema económico, pero la gente que viaja a bordo de ese tipo de vehículos no tiene ningún tipo de seguridad”, subrayó.