Tenga mano: el juez del concurso frenó el avance sobre Vicentín

El juez comercial de Reconquista, Fabián Lorenzini, repuso en sus cargos  a los miembros del directorio y limitó a los designados por el gobierno al rango de veedores.

 

El gobierno nacional sufrió el primer revés judicial en la disputa por la expropiación de Vicentin. El juez que entiende en el concurso de la cerealera repuso temporalmente en sus funciones al directorio de la compañía y ordenó que el interventor designado por la Casa Rosada permanezca en carácter de «veedor».

La decisión fue tomada este viernes por el juez comercial de Reconquista, Fabián Lorenzini (foto), que lleva adelante el proceso por el concurso preventivo de acreedores de Vicentin.

Se trata de un pedido de los dueños de la empresa que había presentado una medida cautelar para que repongan al directorio designado formalmente en la última asamblea de accionistas, al considerar que «la irrupción de los interventores» del gobierno «de manera abrupta e intempestiva, impidió cualquier tipo de transición ordenada dejando a la empresa a la deriva».

El juez Lorenzini determinó que los interventores designados por el gobierno mediante un DNU, Gabriel Delgado y Luciano Zarich, «podrán continuar desarrollando su tarea con el grado de veedores controladores». Esto implica que no pueden tomar decisiones sobre la empresa.

Por otro lado, el magistrado santafesino se declaró incompetente respecto al pedido de inconstitucionalidad de la intervención de la empresa, también realizado por sus dueños. De esa forma, Lorenzini compensó al gobierno, aunque la pelea por la inconstitucionalidad del DNU seguirá en otros tribunales.