Todas las fichas del gobierno están jugadas al rinde del campo

Calcula que este año la liquidación de exportaciones será la más alta de la historia y que ello le permitirá planchar el dólar, bajar la inflación y llegar en mejores condiciones a las elecciones.

En los últimos días, a partir de las turbulencias que se registraron en el mercado cambiario, se generó una gran cantidad de especulaciones políticas y económicas respecto a la liquidación de divisas proveniente del sector agropecuario.

Es que el campo es hoy por hoy el único sector de la economía que genera divisas genuinas y la evolución de las ventas de la cosecha es clave para el objetivo de la Casa Rosada de mantener calmo el dólar al menos hasta las elecciones.

La liquidación del sector agroindustrial en 2019 se ubicará en torno a los u$s 27 mil millones en función de los precios actuales y de la cosecha récord de entre 130 y 140 millones de toneladas.

En este cálculo coincidieron al menos tres exportadores que conversaron con este medio. Durante el pasado mes de marzo las empresas agroindustriales liquidaron una suma de u$s 1.143 millones, según informó este lunes CIARA-CEC.

En el primer trimestre del año la liquidación de divisas que informaron las cerealeras se ubicó en u$s 4.189 millones. El dato es que enero, febrero y marzo son los meses más flojos dado que las ventas corresponden al ciclo comercial 2017/18.

A partir de abril empieza a comercializarse la campaña 2018/19 con exportaciones programadas para este mes por 610 mil toneladas de harina de soja, 444 mil toneladas de poroto de soja y 188 mil toneladas de aceite de soja.

En el Banco Central dejaron trascender que de abril a septiembre la liquidación de divisas del agro sería de u$s 10 mil millones. Pero en el sector aseguran que el cálculo es erróneo ya que no contempla los meses de mayor venta de granos.

«Los pequeños y medianos productores van a liquidar porque tienen deudas de años anteriores por la sequía e inundaciones. El sector productivo está poniendo el hombro», dijo Carlos Achetoni, presidente de Federación Agraria (FAA).

El último Panorama Agrícola Semanal de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) estimó una cosecha de 53 millones de toneladas de soja, 46 millones de toneladas de maíz y 3,9 millones de toneladas de girasol.

«La liquidación de divisas está influida por diversos y cambiantes factores exógenos como oscilaciones de precios, retracción de la oferta, distinto volumen y valor proteico de las cosechas y condiciones climáticas», explicó CIARA-CEC.

La entidad indicó que también influyen los «feriados, las medidas de fuerza sindicales, las modificaciones regulatorias, las barreras arancelarias y para arancelarias del exterior, las exigencias fitosanitarias y de calidad de otros países».

Sólo en materia de retenciones, el Estado recaudará alrededor de u$s 7 mil millones este año a partir del cobro de alrededor de un 28% de derechos de exportación al complejo sojero y un 8/9% al resto de los sectores productivos.

El economista Manuel Adorni estimó que en 2019 el sector agropecuario aportará un 60% de las divisas, más del 10% del Producto Bruto Interno (PBI) y alrededor del 10% de la recaudación total del país.

Si se concretan los u$s 27.000 millones en 2019, sería el año con mayor liquidación de dólares de las últimas décadas. En 2018 se liquidaron apenas u$s 18 mil millones por la sequía, en 2017 ingresaron u$s 21.399 millones y en 2016 unos u$s 24.000 millones.

En 2015 -el último año del segundo mandato de Cristina- el campo liquidó 18 mil millones; en 2014 u$s 24.100 millones; en 2013 u$s 23.200 millones; en 2012 u$s 23.000 millones; en 2011 u$s 25.133 millones; y en 2010 u$s 22.200 millones.