Traición a la Patria: D’Elía sigue preso y Zaninni ya está en Ezeiza

El juez federal Claudio Bonadio rechazó excarcelar al detenido Luis DElia y Carlos Zannini, fue trasladado hoy al Hospital Penitenciario Central del penal de Ezeiza .

El juez federal Claudio Bonadio rechazó excarcelar al detenido Luis DElia y pidió a su abogado defensor Adrián Albor que le presente certificados médicos, para determinar si corresponde otorgarle prisión domiciliaria, en la causa por supuesta traición a la Patria y encubrimiento del atentado a la AMIA, por la que ayer lo detuvo, informaron fuentes judiciales.

El detenido ex secretario Legal y Técnico de la presidencia, Carlos Zannini, fue trasladado hoy al Hospital Penitenciario Central del penal de Ezeiza donde pasará el fin de semana tras concretar los trámites de ingreso al Servicio Penitenciario Federal en la Alcaidía de los tribunales federales de Retiro.

Zanini fue procesado con prisión preventiva por supuesta “traición a la Patria” y “encubrimiento agravado” de ciudadanos iraníes con pedido de captura internacional por el atentado a la AMIA.

El ex funcionario fue detenido en la madrugada de ayer en Río Gallegos y se lo trasladó en un avión de línea desde esa ciudad hacia el aeroparque porteño para arribar poco antes de las 7 a Comodoro Py 2002, con miras a cumplir los trámites formales para su ingreso a un penal federal.

Con fuerte custodia, de saco oscuro, pantalón claro, esposado y protegido con chaleco antibalas, el ex funcionario ingresó por una puerta lateral a la Alcaidía de la planta baja de los tribunales y salió de allí a las 8.37 rumbo a la cárcel de Ezeiza, ya bajo custodia del Servicio Penitenciario Federal.

También estuvo en los tribunales su abogado Mariano Fragueiro Díaz, quien anticipó que se apelará el procesamiento dictado ayer por el juez federal Claudio Bonadio, en una resolución en la que ordenó la prisión preventiva para Zannini, Luis D Elia, Fernando Esteche, Jorge Khalil y pidió el desafuero de la ex presidenta y senadora electa Cristina Kirchner para poder detenerla.