Tras 30 años de gobierno «K» Santa Cruz sigue a oscuras

Después de 30 años de gobierno kirchnerista, tiempo en el que la inversión en obra pública dependió de Julio De Vido y José López (foto) la provincia sigue sufriendo constantes cortes de luz.

(Por Rubén Lasagno) – Hace aproximadamente 30 años que el kirchnerismo gobierna Santa Cruz. Pasaron desde Néstor Kirchner hasta su hermana, tantos años como gobernadores K pudieron y cada campaña, cada gestión y otra vez cada campaña próxima y la nueva gestión, se llenaron hablando de “la matriz energética”, “el autoabastecimiento energético” y el “interconectado”.

Desde el viejo y gastado curro de las usinas rusas usadas, compradas a valores increíbles por Néstor a un precio exorbitante, pasando por las vetustas y ruidosas máquinas de calle Italia, transitando por las promesas de Sergio Acevedo con la compra por más de 32 millones de dólares de dos turbinas que iban a traer la solución total a Río Gallegos donde se cortaba la luz en cualquier momento, llegando al cuento del Interconectado, donde Daniel Peralta se ufanaba de estar en el umbral del abastecimiento total en “la nueva matriz energética” de Julio de Vido, hasta hoy donde a pesar del interconectado siguen quedando las localidades sin luz por horas y días; todo sigue igual, solo pasaron 30 años.

Servicios Públicos Sociedad del Estado (SPSE) es un depósito de funcionarios y  ex funcionarios, algunos cuestionados, otros corridos de funciones anteriores donde se hicieron los vivos, algunos que los ponen allí con cargos de Directores para que sumen scoring para una mejor jubilación y un numeroso grupo de empleados y ñoquis que sin función específica, hacen de contrapeso a la gente que sí trabaja, pero no alcanzan a hacer eficiente una empresa altamente deficiente y deficitaria. Pero, como es del Estado, todo se licúa a través de los fondos públicos que parecen no ser de nadie y como es común con lo estatal, prosigue su marcha sin ningún tiempo de eficiencia, pero sin control ni exigencias, lo cual hace imposible que los reclamos de cualquier usuario, tenga un final justo y satisfactorio.

El denominador común en toda la provincia es la falta de modernización de la infraestructura eléctrica, la falta de mantenimiento de los componentes en redes, nodos y subestaciones y la falta total de inversión genuina por parte de los distintos gobiernos provinciales, a lo largo de, al menos, los últimos 35 años. Aún cuando por décadas se cobró el 6 por mil sobre las facturas de todo el país con la excusa de ayudar el recomponer el sistema energético provincial, la plata fue literalmente robada, desviada, desaparecida en cualquier cosa, menos en el mejoramiento del sistema eléctrico de Santa Cruz. Y hoy, la luz se sigue cortando todas las semanas y en cualquier momento.

Treinta años de promesas, mentiras y discursos, acompañados de slogans, frases altisonantes y culpas que van desde los pájaros que se chocan con los cables, explosiones inexplicables de transformadores viejos y sin mantenimiento, las condiciones del tiempo, Cammesa o cualquier cuestión que ponga la responsabilidad afuera del gobierno provincial. A pesar de todo el tiempo transcurrido, los gobiernos parlantes, las falacias permanentes y las promesas incumplidas, el servicio de luz en Santa Cruz sigue siendo el más deficiente y obsoleto.

El “interconectado” que iba a ser la panacea energética, se encontró con una realidad insoslayable: Santa Cruz no estuvo nunca preparado para recibir la línea de alta tensión, porque el sistema es rudimentario y obsoleto. Es decir, el interconectado terminó de desnudar la realidad: todos estos años, los sucesivos gobierno nos mintieron sobre el futuro energético, porque nunca invirtieron, ni hicieron mantenimiento ni tuvieron intención de mejorar y optimizar el sistema eléctrico de las ciudad, para cuando ese día llegara. y desde que el interconectado llegó, no se puede aprovechar su potencial; esa es la verdad de por qué Caleta Olivia y Río Gallegos (entre otras localidades), hoy, año 2020, seguimos sin luz como en los años `80.

(Agencia OPI Santa Cruz)