Tras años de caída la lechería se recupera en la provincia

En relación a esa situación el ministro de Agroindustria expresó su satisfacción por el cambio de tendencia en una actividad que, viene de atravesar varios años de dificultades económicas y climáticas.

El ministerio de Agricultura bonaerense informó este viernes que la lechería en la provincia de Buenos Aires comenzó a recuperarse tras un primer cuatrimestre negativo, en el que la producción cayó 6% respecto de igual lapso de 2018, con subas interanuales de 3,2% en mayo, 3,4% en junio y 6,3% en julio.

Según la página web de esa cartera, la cantidad de tambos informantes al Sistema Integral de Gestión de la Lechería Argentina (Siglea) permanece prácticamente sin cambios desde hace un año en alrededor de 1.590 establecimientos.

La producción de leche acumulada en el período enero-julio 2019 creció 0,6%, mientras que el precio de la leche percibido por el tambero tuvo, entre julio de 2018 y julio de 2019, una variación positiva de 123%, al pasar de $7 a $15,80 por litro.

Al evaluar la situación en cada una de las cuencas lecheras bonaerenses, el informe a cargo del área que conduce Juan José Linari pone de manifiesto que la mayor tasa de crecimiento de la producción de leche en términos interanuales se registró en julio en la Cuenca de Abasto Sur (12,9%), seguida por la Cuenca Oeste (6,9%), Abasto Norte (5,6%) y Mar y Sierras (3,5%).

En el primer cuatrimestre del año se habían registrado resultados negativos en materia de leche producida, con 6,5% menos de litros totales con respecto al mismo período del 2018.

En relación a esa situación, el ministro de Agroindustria, Leonardo Sarquís, expresó su satisfacción por el cambio de tendencia en una actividad que, como la lechería, viene de atravesar varios años de dificultades económicas y climáticas.

«La recuperación de la lechería es una cuestión de alta prioridad para nuestra gestión. Hemos acompañado a sus actores en momentos de adversidad, y nos complace comprobar que, en un marco de mejores precios y un clima más favorable que años anteriores, la situación haya comenzado a reflejar un cambio de tendencia», precisó.