Trump amenaza a Honduras por caravana de migrantes

Una nueva caravana de migrantes se dirige a EE.UU.. Y  Donald Trump amenazó con cortar la ayuda externa a Honduras si el grupo no regresa al país centroamericano.

La caravana, que según los organizadores está conformada por miles de personas, se formó en la ciudad hondureña de San Pedro Sula el sábado y cruzó a Guatemala el lunes.

Guatemala detuvo a uno de los coordinadores de la caravana el martes, dijo a CNN una fuente del gobierno guatemalteco. Pero otros miembros de la caravana seguían caminando hacia el norte.

La gran pregunta: ¿Las autoridades los detendrán antes de que lleguen a la frontera de los Estados Unidos?

La caravana encontró un bloqueo policial en Guatemala

Los miembros del grupo dijeron a CNN en Español que decidieron unirse a la caravana y dirigirse a los Estados Unidos debido a la inseguridad y la falta de empleos en Honduras.

Muchos viajan con niños a cuestas.

Mientras los medios locales documentaban los primeros pasos del viaje del grupo durante el fin de semana, los funcionarios gubernamentales de toda la región se manifestaron y les aconsejaron que regresaran.

La Embajada de los Estados Unidos en Honduras advirtió sobre los peligros del viaje y señaló que Estados Unidos haría cumplir sus leyes de inmigración. El Ministerio de Relaciones Exteriores de México emitió una declaración en la que señala que los viajeros deben consultar sus leyes de migración antes de intentar ingresar.

“Ten en cuenta que la legislación actual no permite el ingreso a México si no se cumplen los requisitos para viajar a un país vecino”, se indicó en el comunicado. “Para evitar sorpresas, por favor infórmate antes de comenzar”.

Pero la caravana continuó sin inmutarse.

La policía en Esquipulas, Guatemala, a unos 10 kilómetros de la frontera, bloqueó su camino durante casi dos horas el lunes, según informes de los medios locales, pero finalmente les permitió continuar su viaje luego de que los migrantes se negaron a regresar.

Para el martes por la mañana, la caravana había llamado la atención de Trump, quien tuiteó al respecto.

“Hoy hemos informado a los países de Honduras, Guatemala y El Salvador que si permiten que sus ciudadanos, u otros, viajen a través de sus fronteras y lleguen a los Estados Unidos, con la intención de ingresar ilegalmente a nuestro país, todos los pagos que se les hagan tendrán fin ”

Añadió: “¡Cualquier persona que ingrese ilegalmente a los Estados Unidos será arrestado y detenido, antes de ser enviado de vuelta a su país!”,

El vicepresidente Mike Pence también había intervenido anteriormente, tuiteando que había hablado con el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, y el presidente de Guatemala, Jimmy Morales. El mensaje de Trump a Honduras, dijo, también se aplica a Guatemala: “¡No más ayuda si no se detienen!”

Bartolo Fuentes, uno de los coordinadores de la caravana, dijo a CNN el lunes que el grupo planeaba solicitar visas humanitarias en México que les permitirían viajar por el país hasta la frontera con Estados Unidos.

Muchas familias en la caravana pasaron la noche del lunes en Esquipulas y reiniciaron su marcha hacia el norte la mañana del martes.