Tuvieron que pasar 30 años para que Clarín «indultara» a Bilardo

Por José Luis Ponsico (*) – La leyenda dice que el menottismo duro de «Clarín» se puso firme  el día que Julio Grondona ofreció la dirección técnica de la selección a Carlos Bilardo.

Pese al fracaso de España 82 Menotti no quería dejar la selección

Pese al fracaso de España 82 Menotti no quería dejar la selección

El ciclo de César Menotti se había cumplido. No sólo el fracaso del Mundial España´82 -la selección quedó undécima- sino también cierta indisciplina que trascendió a los Medios. Hasta diciembre´82, Menotti siguió cobrando de AFA.

Bilardo venía de dos éxitos con Estudiantes de La Plata, los torneos de los años ´82/84. El segundo con Eduardo Manera.

El «cuadrado mágico» de Marcelo Trobbiani, Miguel Russo, Alejandro Sabella y José Daniel Ponce, el «Bocha», de gran nivel. Dos zurdos habilidosos hicieron que el «Pincha» ganara y gustara. según lo que era la religión de Clarín

El Estudiantes campeón en 1982/84 fue una expresión de buen fútbol

El Estudiantes campeón en 1982/84 fue una expresión de buen fútbol

Al «Mago» Sabella, el «Narigón» lo había ido a buscar al Sheffield de Inglaterra. «Lo traje con una tarjeta de crédito MasterCard», contó Bilardo. «El pase valía un millón y medio de dólares. Los ingleses lo compraron a River en el´79. Por lo menos querían un millón para devolverlo a la Argentina», argumentó

«La Guerra de Malvinas y las relaciones interrumpidas hizo que Estudiantes terminara de pagar el pase de Sabella cuatro años más tarde. Alejandro ya no estaba en el club», evocó Bilardo que insistía en que «lo traje a crédito» de Londres en enero del´82.

«Clarín» ni siquiera reconoció ensayos tácticos que produjeron dos triunfos en Europa, amistosos contra Bélgica y Alemania, dos de las mejores selecciones en el´84, partidos que se jugaron en la antesala de la eliminatoria para ir al Mundial de México 86.

Gol de Ponce: Argentina 3-1 a Alemania (Dusseldorf)

Gol de Ponce: Argentina 3-1 a Alemania (Dusseldorf)

La gira se llevó adelante  sin Diego Armando Maradona que desde un año antes se encontraba brillando en el Barsa de Menotti. En el´84 con el tobillo roto por la «criminal» patada de Andoni Goikoetxea  Argentina sin el «10» superó a Bélgica 2-0 y a Alemania en Dusseldorf, 3 a 1.

Entre 1985, tras la clasificación angustiosa en el Monumental  bajo la lluvia – gracias a una corazonada de Daniel Passarella, ingresando al área de Perú como delantero ante una pelota cruzada y larga de Jorge Burruchaga- y el´86, antes de México el «gran diario argentino» no reconoció ninguna virtud al DT. del seleccionado

Horacio Pagani: hombre de Menotti fogoneó desde Clarín la guarra a Bilardo

Horacio Pagani: hombre de Menotti fogoneó desde Clarín la guerra a Bilardo

Bilardo siempre cuenta que uno de los enviados de «Clarín», dos o tres días antes del comienzo del mundial, se acercó a dos futbolistas titulares y les sugirió: «No le hagan caso al Narigón; hagan la suya». «Llamaba a la desobediencia civil» ironizó Bilardo hace veinte años.

«Las tácticas, ensayos, los videos, todo lo que se hace ahora, enfermaba a varios periodistas del suplemento deportivo», comentó Bilardo. Sin nombrarlos se refería a Juan De Biase, Horacio Pagani y Alberto (Félix) Fernández, sin parentesco con el homónimo que veinte años después fuera Jefe de Gabinete del gobierno nacional.

«El asunto se mezcló con la Política» evocó Bilardo. Ocurrió en pleno gobierno de Raúl Alfonsín y fue un sector vinculado a Rodolfo O´Reilly, titular de Deporte de la Nación -ex jugador de rugbier, luego DT de Los Pumas-quien quiso voltear a Bilardo.

El triunfo calmó las aguas. Antes todo mal entre Bilardo y Alfonsín

El triunfo calmó las aguas. Antes todo mal entre Bilardo y Alfonsín

«La Coordinadora Radical tenía buenas relaciones con Menotti», comentó Jorge Taboada uno de los periodistas cercanos a Bilardo quien desde «El Gráfico» cubrió el ciclo de Estudiantes con Osvaldo Zubeldía entre 1965 y 70.
«Menotti era amigo de un encumbrado funcionario, de apellido Campero, que era cuñado de Federico Storani y Secretario de Comercio del gobierno radical», describió.

Julio Grondona se opuso al descabezamiento de Bilardo y su plantel. Una versión aludía a un interregno de Roberto Marcos Saporiti, alter ego de Menotti en reemplazo de Bilardo -curiosamente compañeros en Deportivo Español en 1963- con la idea de que tras el interinato volviera el Flaco a conducir el equipo.

Brasil: el equipo de los "cinco 10" sigue siendo el parámetro a igualar

Brasil: el equipo de los «cinco 10» sigue siendo el parámetro a igualar

El menottismo redobló la apuesta: «Había ganado «la derecha» como si el fútbol, en el juego, fuera factor ideológico. Criterio según el cual los defensores italianos de los tiempos del «catenaccio» (cerrojo) en los´60 debían ser todos «fascistas».

Y el ataque de Brasil del´70, conformado por cuatro números diez, eran por tanto todos «republicanos».

Curiosamente, Brasil vivía una dictadura militar cuando «Pelé», «Tostao»,»Gerson» y «Rivelino» eternizaban el «fútbol-ballet» del célebre «scracht» en México´70.

Bilardo ahora con el suplemento deportivo de «Clarín» dedicado a los treinta años de aquella gesta en tierras aztecas,  ironiza: » ¡Pensar que me pusieron en el mismo plano de Robledo Puch. Tuvieron que pasar treinta años !» dice el popular «Narigón». Taboada agrega: «El Mundial de México´86 estuvo treinta años enterrado».

«Cuando un técnico se equivoca lo rajan. Si un futbolista juega mal, debe buscarse otro club. Cuando un periodista está treinta años a contramano y sigue laburando en todos lados, ¿ qué se hace ?» indaga Bilardo entre los suyos con un dejo de picardía y tal vez algo de amargura.

(*) Columnista de la Agencia Télam, AgePeBa. La Señal Medios y Libre Expresión